Defensoría llama a detener discursos de odio e intolerancia con motivo de la campaña electoral


La Defensoría de los Habitantes hizo un llamado a los costarricenses para dejar de lado las manifestaciones de odio, violencia, insultos y hasta de exclusión que se han proferido en el marco de la campaña electoral, cuya segunda ronda será el primer domingo de abril.

El órgano asegura que dichas manifestaciones “se han vuelto intolerables para muchas personas, grupos y poblaciones, incluso afectando el pleno goce de sus derechos humanos y la convivencia social”.

“Costa Rica es un pueblo reconocido por el diálogo, su vocación cívica y la solución pacífica de sus diferendos, reputación que dista mucho de los insultos, burlas, expresiones de intolerancia y odio, así como los llamados a la violencia que los y las costarricenses hemos presenciado en los últimos días a través de redes sociales y medios de comunicación”, indicó la entidad en un comunicado.

La Defensoría asegura que ha recibido denuncias de agresión física y verbal contra personas LGBTI que han recabado miembros del Frente por los Derechos Igualitarios (FDI). Estas agresiones denunciadas son moneda de curso en las redes sociales, acota la institución.

“La Defensoría ha recibido además información de personas de la comunidad LGBTI que han sentido temor, en el ambiente que se vive, para ejercer sus derechos políticos. También han recibido manifestaciones sobre el temor que sienten personas de la sociedad civil que defienden los derechos de estas poblaciones”, acotó.

“La Defensoría de los Habitantes hace un llamado a las personas que sufren amenazas y agresiones –de cualquier índole- a que denuncien estos hechos ante las instancias judiciales correspondientes. Lamentablemente, el temor y la desconfianza son elementos que, en el contexto actual, inhiben a muchas de estas personas a hacerlo”, apuntó.

Igualmente, la Defensoría pide a los costarricenses respetar el derecho de cada persona a profesar la religión de su gusto y su convicción, dado que la libertad religiosa y de culto está resguardada por la Constitución Política y los tratados de derechos humanos.

“El contenido de los mensajes que se han escuchado en redes sociales en las últimas semanas, y que se han agudizado con ocasión de la entrada a clases revelan manifestaciones que hacen llamados a la negación o restricción de derechos hacia un grupo de la población (definición misma de discriminación), a la violencia, la muerte o, incluso, al exterminio.

“Estamos por lo tanto, frente a manifestaciones de odio que el Estado costarricense no puede permitir y respecto de los cuales ha fallado, durante décadas, en su obligación internacional de establecer un marco normativo para su prevención, prohibición y sanción.

“Estas manifestaciones adquieren un tono más grave cuando quienes las realizan o las promueven ejercen un liderazgo en un grupo, incluidos los líderes políticos, religiosos, pero también docentes, líderes comunales o líderes de opinión, aunque no desempeñen una posición formalmente reconocida”, indicó la Defensoría en su amplio comunicado.

El órgano hace un llamado a los costarricenses a vivir este proceso electoral en el marco de respeto y tolerancia que ha caracterizado a este país.

“La Defensoría de los Habitante hace un llamado a todos los y las líderes políticos, y a todos los conglomerados sociales a contribuir con esa paz y a promover una discusión de altura y de fondo, para que se cumpla el llamado del Tribunal Supremo de Elecciones a ejercer un voto informado”, puntualizó.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook