Denuncian desastre ambiental por impacto de agroquímicos en Limón


  • En sector de laguna de Madre de Dios en Batán
  • Encontraron miles de peces muertes por ese y otros canales, hasta el río Pacuare

Vecinos de Limón y una organización ambientalista denunciaron un nuevo capítulo de “desastre” e impacto de agroquímicos en el sector de la Laguna Madre de Dios en Batán. No es la primera vez que la alarma se da en la zona. En el 2013 y 2015 se denunciaron situaciones similares. Pero desde hace mucho más se habla del tema.

Julio Knight, presidente de la Asociación de Desarrollo Barra de Pacuare, afirmó que desde el 2003 ha luchado y denunciado la contaminación. Según este pescador y guía turístico, han reportado el daño al Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), por medio del cual se pusieron diversas denuncias.

De acuerdo con la comunidad la contaminación se da por la llegada de químicos, que se usan en las fincas bananeras y piñeras de la zona, a los ríos y cuerpos de agua. Ahora el episodio más reciente se dio el pasado lunes, cuando un profesor de una escuela en Batán le comentó que había problemas en río Chiquerón.

El vecino de la Laguna Madre de Dios en la Barra de Pacuare navegó por este río y notó peces muertos. Knight recogió algunas muestras. Pero al día siguiente fue con funcionarios del Minae hasta Chiquerón. Encontró lo que describió como una “masacre”, en su movimiento hasta la desembocadura del río Pacuare.

Aunque no es área de conservación ni parte de, la zona de Madre de Dios está conectada vía canales, con el Parque Nacional Tortuguero, una zona vital para el Caribe, tanto a nivel ecológico como turístico.

https://cdn.crhoy.net/imagenes/2018/05/Julio-Knight-peces-1.mp3

La Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (Fecon) también denunció el caso y aseguró que la laguna es históricamente afectada por los agroquimicos que llegan a sus afluentes “producto de la actividad de empresas bananeras y piñeras de la zona”.

“La Laguna Madre de Dios ha sido foco de preocupación en diversas ocasiones por la reincidencia de este tipo de desastres ambientales que terminan por devastar el rico ecosistema acuático que lo compone. Uno de los indicadores más evidentes de este desastre es el envenenamiento de los peces que habitan en la laguna. Muestra de esto fue que en agosto de 2017 se reportó un evento similar donde miles de peces habían sido vistos flotando muertos en la misma laguna”, mencionó la Fecon.

La organización mostró un video del momento en que supuestamente cientos de litros de agroquímicos son vertidos sobre el suelo en la finca piñera Saint Peter. “Equipos de fumigación son evacuados y lavados de los restos agroquímicos que luego termina en el río y posteriormente en la laguna Madre de Dios”, cuestionó la Federación.

Mauricio Castro es originario de Heredia pero tiene contacto con Tortuguero desde niño y ha trabajado en la zona del estero y la laguna Madre de Dios desde hace muchos años. El ciudadanos e quejó que la problemática con químicos usados primero por bananeras y luego por piñeras, afecta el ambiente desde hace décadas.

Los productos son aplicados desde el aire o a nivel de tierra. Castro mencionó que los agroquímicos se lavan hacia el suelo, por los desagües de las fincas y posteriormente llegan a los canales de la zona y eventualmente a los afluentes.

“La vida natural de allá abajo, empezando por el agua, se muere. Puede ver sábalos, robalos, jureles, tortugas (…) aves, garzas, especies propias de la zona muertas porque empiezan a comerse los peces”, afirmó Castro. Además dijo que hay malos olores.

“Fetidez…Es un campo de muerte horrible. Es un espectáculo espantoso para los turistas“, lamentó. Los canales de Tortuguero inician en Moín y terminan en Barra de Colorado. Madre de Dios es atravesada por visitantes que vienen desde el sur de Limón. De acuerdo con Knight, cuando llueve poco los agroquímicos se concentran en esta laguna.

https://cdn.crhoy.net/imagenes/2018/05/Julio-Knight-peces-2.mp3

En junio del 2015 vecinos de Batán denunciaron el mismo fenómeno, muerte de peces en los ríos de Gosheng y el Vizcaya, así como la playa del mismo nombre. Antes en julio del 2013 Knight alzó la voz por el mismo efecto.

Años de denuncias e impacto ambiental

El daño por el cultivo de banano y piña, sobre todo este último, ha sido discutido muchas veces. Una tesis en Gestión Integrada de Áreas Costeras de la Universidad de Costa Rica en el 2004 investigó la gestión en la zona costera de la Reserva Pacuare.

El documento recopiló que desde finales de la década de 1990, el Sindicato de Trabajadores de Plantaciones Agrícolas (Sitrap) presentó 9 denuncias por la contaminación constante de ríos, canales y lagunas en el área de estudio. En el 2001 la denuncia fue por un caso en el río Madre de Dios. En el 2003 se denunció la muerte de peces en el canal Chiquerón.

El caso más grave se dio en enero del 2003 cuando se dio un derrame de más de 2.000 litros de Bravo 72, un plaguicida altamente tóxico, desde el aeropuerto de Batán hacia el canal. Se contaminó la laguna Madre de Dios, la Barra de Pacuare y más. En los meses siguientes hubo hasta 4 apariciones masivas de peces muertos.

En el 2008 el Ministerio de Salud y el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) reconocieron que desconocían si los agroquímicos usados en las plantaciones están contaminando las fuentes de agua para consumo humano. en ese momento un estudio de laboratorio detectó la presencia del plaguicida bromacil en acueductos de Siquirres, en Limón

En el 2011 una investigación realizada en la cuenca del río Jiménez en Limón, por el Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas (IRET), reveló la presencia de residuos de agroquímicos en todas las muestras de agua analizadas de los sitios con influencia agrícola y, en una ocasión, los plaguicidas se encontraron en concentraciones capaces de provocar mortalidad a organismos de laboratorio.

En setiembre del 2014, 51 empresas piñeras contaban con casos abiertos ante el Tribunal Ambiental Administrativo (TAA), el cual implica medidas cautelares e inspecciones, pero en procesos muy lentos. La Sala Constitucional también recibió denuncias por la contaminación en fincas de este monocultivo.

En el pasado algunos de los delitos por los cuales se han investigado a las piñeras son la contaminación del agua con agroquímicos, el levantamiento de piñales en pleno humedal, la invasión de las nacientes y la tala de bosques. La mayor cantidad de compañías se ubicaban en Limón, según informó La Nación en aquel momento.

{{comentario[0] || ‘Anónimo’}}
{{comentario[2]}}

{{comentario[1]}}




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook