Después de la explosión de un cohete en 2016, SpaceX considera un posible sabotaje


Durante años, SpaceX había estado luchando contra United Launch Alliance (ULA), la empresa conjunta de Boeing y Lockheed Martin, sobre contratos lucrativos, por valor de cientos de millones de dólares, para lanzar satélites militares. Al principio, SpaceX fue descartado y no fue tomado en serio.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook