Diario Extra – Cobraba diezmo a empleados legislativos


El diputado cristiano Abelino Esquivel les comunicó este lunes a tres de sus asesores de confianza que serían despedidos, luego que estos revelaron que para ser contratados debían pagar el diezmo. 

Los funcionarios salieron a los medios de comunicación a denunciar su despido, luego que el medio digital Pulsocr dio a conocer la condición que les mantenía Esquivel.

Según dijo Shirley Marín, de una las asesoras despedidas, ella debía brindar un aporte de ¢25 mil quincenales, desde el 14 de setiembre anterior, luego que le indicaron que iba a subir de puesto y ganar más.

“Se me dijo que a partir de ese momento iba a ser así, que me iban a mover de puesto y aumentar el salario y por lo tanto debía pagar esa parte”, explicó.

Agregó que no tuvo más opción que aceptar la condición que le pusieron. 

“Es una situación bastante difícil, por un lado, está el sentimiento de injusticia al que estás siendo confrontado, pero por el otro está la comida de tus hijos, y el trabajo que amas”, indicó.

 

DEPÓSITO

 

Marín dijo que los depósitos debía hacerlos a una cuenta bancaria a nombre de Wray Esquivel, hermana del diputado, que es además su jefa de despacho y tesorera del partido Renovación Costarricense. 

La exfuncionaria indicó que fue la hermana del diputado quien le comunicó la condición.  

Otro de los asesores afectados fue Álvaro Oconitrillo, quien debía entregar ¢400 mil mensuales de su salario. 

En su caso fue en una reunión previa a su contrato donde el mismo diputado le indicó cómo “sería el asunto”. 

“Yo no pregunté por razones obvias, porque era cuestionar algo de lo que no estaba seguro”, comentó Oconitrillo. En su caso, él lo entregaba en efectivo en la oficina de la hermana del diputado.

La otra funcionaria despedida fue su encargada de prensa Joselyn Rodríguez, quien reveló que ella debía entregar ¢62.500 por quincena.

 

PARA EL PARTIDO

 

Los asesores desconocen para qué motivo se utilizaban los dineros, ya que nunca les dieron una explicación. 

Horas más tarde, el diputado Esquivel emitió un comunicado de prensa, donde negó que el aporte fuera para uso personal y que todo era una recaudación para el partido.

Alegó que los asesores forman parte de Renovación Costarricense y que como miembros están obligados a contribuir como lo indican los estatutos 

“Todos aportamos al partido, y eso no es nada nuevo, sucede en todas las fracciones. Así es como funcionan los partidos políticos”, afirmó.

Según dijo, su aporte ronda entre el 10% al 20% al partido. 

Negó además que los funcionarios hayan sido despidos, sino que se les comunicó que sus contratos concluyen el próximo 30 de abril.

 

INVESTIGACIÓN

 

El presidente del Congreso, el diputado Gonzalo Ramírez, miembro de la fracción de Renovación Costarricense, calificó los hechos como “una vergüenza” de comprobarse su veracidad.

“Hablé con él para pedirle como jefe de fracción que no despidiera a los funcionarios, pero también he pedido al directorio de Renovación una reunión urgente el próximo miércoles para ver el tema y enviar el asunto al Comité de Ética”, mencionó Ramírez.

Negó que alguno de sus asesores tenga que brindar una contribución al partido, como afirma Esquivel. 

Versiones aún sin confirmar indican que parte de los dineros que recogía el legislador iban dirigidos a “complementar” el salario de su esposa que también es asesora. 

Además, las funcionarias estarían solicitando la investigación de la Procuraduría de la Ética en el caso. 

 

ILEGAL

 

El especialista en derecho laboral, Eric Briones, dijo tras consulta del Periódico del Pueblo, que el actuar de Esquivel es contrario a la Ley, ya que el artículo 70 del Código de Trabajo impide a los patronos exigir o aceptar dinero de los trabajadores. 

“El salario es un derecho constitucional desde 1949, donde ningún patrono puede deducirle al trabajador, salvo que esté de acuerdo, pero nunca bajo amenaza, es ilegal desde 1943”, afirmó Briones. 

 




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook