Diario Extra – El niño que solo pedía un balón de fútbol


Nació en Nicaragua, específicamente en la turística zona de Catarina, Masaya, sin embargo, antes de cumplir los cinco años llegó a Costa Rica, donde adoptó su amor por el fútbol. Se trata del defensor Óscar Duarte, quien jugará el Mundial de Rusia con la Sele.

Para Óscar será su segunda Copa del Mundo, ya que estuvo presente en Brasil 2014. En lo futbolístico ha tenido una carrera ascendente. En esta oportunidad vamos a conocer un poco más de él, pero fuera de los terrenos de juego.

El zaguero solo tiene una hermana, se trata de Cinthia, quien se encuentra en Nicaragua, ella apartó un espacio de su agenda para atendernos vía telefónica y hablarnos del futbolista, quien es siete años menor.

“Él es una persona muy centrada en sus cosas, es muy tranquilo, siempre entregado en su trabajo y en lo que desea”, mencionó. Además, señala que es un gran hijo y hermano, dice que a pesar de la distancia (porque juega en España) todos los días están en comunicación.

No olvida que de pequeño el único regalo que pedía era un balón de fútbol. “Para todo pedía una bola, para los cumpleaños, Navidad o cualquier día especial, eso era lo único que quería, no pedía un carrito ni nada así”, expresó.

De igual manera, asegura que era bastante inquieto. “Era bien travieso, juguetón, siempre andaba con el balón, le dañaba los adornos a mi mamá porque siempre estaba jugando dentro de la casa”, apuntó.

 

EMIGRARON

 

La mamá de Óscar, Walkiria Gaitán, tomó la decisión -en los años 90- de venir a Costa Rica, ella buscaba un mejor futuro para su familia, ya que la situación económica en Nicaragua era muy compleja.

“Mi hermano, mi papá y yo nos quedamos en Nicaragua, a los dos meses ella nos mandó a recoger. Buscábamos una mejor vida y mejor estudio para nosotros. Mi mamá llegó y empezó a trabajar de doméstica”, acotó.

Indicó que en aquellos tiempos su madre y su papá hicieron todos los esfuerzos para que el niño pudiera ir a la escuela de fútbol. “Pudo llegar a Saprissa, ahí se formó, pudo jugar en primera y hacer su trabajo”, destacó.

No obstante, el jugador no olvida sus raíces, siempre que puede saca un tiempito para ir a Catarina. En su tierra natal le guardan un cariño especial, ya que es el único futbolista de ese país que ha estado en un mundial.

Incluso, el conflicto social en que está inmerso Nicaragua, desde hace varias semanas, no le es ajeno a Duarte. “Le duele que estemos así, no le gusta ver como sufre el país, pero como él dice: tenemos la fe y la confianza en Dios de que vamos a salir de esto y nos vamos a levantar”, afirmó la hermana.

El futbolista se casó y vive con su familia en España, pero hay cosas que nunca pueden faltar cuando viene a Costa Rica. Cuenta Cinthia que el gallo pinto con salchichón y pan blanco es el platillo favorito del defensor.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook