Diario Extra – Mundialista creció a dos cuadras del Morera Soto


Toda su vida vivió a dos cuadras del estadio Alejandro Morera Soto, de pequeño su gran sueño era anotar goles en el reducto manudo, pues cada vez que la Liga jugaba, todo se escuchaba en la sala de su casa.

Sin embargo, la vida está llena de sorpresas y las cosas no se le dieron como esperaba. Por el contrario, ha hecho carrera con el archirrival, es el capitán del Deportivo Saprissa y uno de los 23 elegidos por el técnico Óscar Ramírez para jugar el Mundial de Rusia.

Daniel Colindres, el jovencito de EL Llano de Alajuela. Cuenta su tío, Geovanni Solera, que todos esperaban que así le dijeran los narradores de fútbol cuando jugara en los estadios de Costa Rica.

Fue él quien le inculcó a Colindres el amor por el fútbol. Asegura que toda la vida lo anduvo para arriba y para abajo, por eso atendió a DIARIO EXTRA, para conocer varios detalles del futbolista al que todos molestan porque no sonríe en las fotografías.

“Desde pequeñito jugó en Plaza Acosta, después estuvo en la Liga, pero ahí sinceramente no le dieron mucha pelota. Cuando tenía como 17 o 18 años Carmelita lo fichó, pero no le gustó porque el Carmen estaba en segunda división, no le gustó, él prefería mejenguear. Para entrenar profesionalmente era medio vaguillo”, contó Geovanni.

La pregunta infaltable, ¿por qué es tan serio en las fotos? “Es la forma de ser de él, pero cuando tiene confianza no es así, no es serio, seguro no le gusta sonreír en las fotos. Él comparte conmigo y varios amigos, es sociable 100%”, apuntó.

 

PRIMEROS PASOS

 

El tío también tocaba la pecosa, por eso lo llevaba a jugar, en su momento eran parte del equipo de chanceros de Alajuela, además estuvieron en un equipo de fútbol sala en Santa Bárbara, ahí inició otra historia.

“Hace unos 15 años vino el auge de las canchas sintéticas, a todo el mundo lo que le gustaba era jugar fútbol 5, ahí empezó a relucir bastante. Yo tenía un amigo que había hecho un equipo en Santa Bárbara, yo jugaba con ellos, lleve a Daniel y ahí comenzó todo”, recordó.

Indicó que el talentoso jovencito fue convocado a la selección nacional de fútbol sala, jugó los Panamericanos de Brasil 2007. También estuvo en un campeonato en Alemania 2006, con la escuadra manuda Los Gallos.

“Cuando vino lo de los Panamericanos una persona lo invitó a ir a jugar a Heredia para ver si se quedaba, pero no quisieron ficharlo. Otra persona lo llevó a Saprissa de Corazón y ahí le dieron la oportunidad que él quería, en menos de seis meses ya estaba en el primer equipo de Saprissa”, indicó el tío.

 

AÑOS ATRÁS

 

Geovanni afirma que su sobrino era bien travieso y muy comelón, aunque recalca que esto último no lo ha perdido, “es bueno para comer, pero es fácil, come arroz, frijoles y lo que uno le ponga”. Comentó que chiquitillo le decían el “Congo” Colindres, porque andaba subido en todo lado.

“Era un chiquito muy servicial, aquí se venía a mi casa a ayudar en lo que fuera, hacía todos los mandados, eso sí; era bien necio, siempre iba a la pulpería pateando una bola. Hace año y medio se casó, ahora vive en otro lugar”, destacó. Antes de llegar a la máxima categoría Colindres trabajaba con su tío en una venta de carros, no obstante, dice Geovanni, como vendedor es muy buen futbolista. “Lo que hacía era lavar los carros, limpiarlos, sacarlos en la mañana y guardarlos en la tarde”, dijo.

El apellido Colindres viene de Honduras, pues su padre es catracho, sin embargo, dicen sus familiares que Daniel tiene poco arraigo con ese país.

 

NUESTRO HÉROE

 

Nombre: Daniel Colindres Solera

Edad: 33 años

De: El Llano de Alajuela

Club: Deportivo Saprissa

Puesto: Extremo izquierdo

Debut en primera: 2011

Trayectoria: Deportivo Saprissa, Santos de Guápiles y Puntarenas FC

Minutos en la eliminatoria: 34

Mundiales mayores: 0

 




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook