Diario Extra – OCDE llama a revisar gasto en salarios, salud y educación


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentó su último estudio sobre Costa Rica, donde llama a revisar el gasto en salud, educación y salarios. 

A criterio de la entidad, una reforma fiscal debe ir de la mano con mejoras en la eficiencia del gasto. “Hay un espacio para mejorar los resultados en la esfera social gastando menos”, señala el informe. 

Considera que debe haber mecanismos más rigurosos de rendición de cuentas, transparencia y evaluación de impactos.

 

SISTEMA DE SALUD DE DOS NIVELES

 

“Los aumentos recientes del gasto se han visto impulsados principalmente por aumentos en los salarios médicos y no han beneficiado a los pacientes mediante una mayor prestación de servicios médicos”, dice el documento. 

Agrega que mientras el gasto público en salud como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) de Costa Rica ahora se encuentra por encima del promedio en los países de la OCDE y continúa creciendo, la producción hospitalaria diaria o la cantidad de visitas ambulatorias por profesional han disminuido.

Si bien el tiempo de espera para una operación ha mejorado un poco desde el 2014, los pacientes todavía tienen que esperar un promedio de 452 días para una cirugía general y una infantil tiene una fila de espera de hasta 2 años. 

“El aumento en los pagos del propio bolsillo sugiere que se puede estar construyendo un sistema de salud de dos niveles, donde aquellos que pueden permitírselo evitan largas esperas”, señala el estudio. 

 

PIB PARA EDUCACIÓN NO SE VE

 

En cuanto a la educación se dice que el gasto por estudiante casi se ha duplicado en la última década. Sin embargo, los resultados no mantienen el ritmo con respecto a los aumentos. 

Mientras que Costa Rica actualmente gasta más en educación como porcentaje del PIB que el promedio de la OCDE y absorbe alrededor de una quinta parte del gasto público total, la escolarización continúa siendo baja, incluso para las generaciones más jóvenes.

Se estima que solo la mitad de las personas entre 25-34 años ha completado la educación secundaria versus más del 80% en los países de la OCDE; además, muchos estudiantes repiten grados en los primeros años del colegio y terminan abandonando las aulas. 

También recalca que, al finalizar la educación básica, el 30% de los estudiantes costarricenses ya abandonó el sistema educativo y un tercio carece de destrezas básicas. 

Esto sin mencionar que los alumnos obtienen un puntaje bajo en las pruebas PISA de la OCDE, lo que indica problemas de calidad. 

 

SUELDOS: LOS SEGUNDOS MÁS ALTOS

 

Según OCDE, un área prioritaria en que debe reformarse el gasto es en el régimen de remuneraciones del sector público. 

Una de las conclusiones es que los ingresos son más altos que en los países del organismo, aunque la cantidad de empleados públicos es mucho menor.

“Costa Rica es también el país latinoamericano que más gasta en salarios públicos después de Paraguay, que ascienden al 40% del gasto público”, señala el informe.

Considera que las remuneraciones del sector público han tenido un impacto negativo en la economía contribuyendo a la desigualdad de ingresos, creando distorsiones en el mercado laboral y reduciendo la movilidad de los trabajadores.

Según el documento, el régimen del Servicio Civil hace que la remuneración de los empleados estatales sea excesivamente compleja, poco clara, no equitativa y difícil de controlar. 

“Para frenar el gasto y crear espacio para otras prioridades, es esencial reducir el gasto salarial general y poner en marcha mecanismos que eviten su resurgimiento y que no absorba la mayor parte de los nuevos ingresos en el futuro”.

Sin embargo, la solución no es implementar reducciones salariales y congelaciones de contrataciones, sino reformas duraderas en regímenes salariales del sector público.

 

 

 

A TOMAR NOTA

 

Una reforma más ambiciosa, que reduzca los gastos fiscales, permitiría que el sistema tributario fuera más justo y menos complejo; además, contribuiría a reducir la evasión fiscal, según la OCDE. Estas son algunas de sus conclusiones:

 

Reforma al IVA aún deja muchas exenciones.

Tasas reducidas para pymes limita su crecimiento. 

Tasas del impuesto sobre la renta a personas son bajas. 

Las contribuciones a la seguridad social representan una porción mucho más alta de los ingresos fiscales.

Depender de esas contribuciones para financiar el sistema de salud y los programas para la reducción de la pobreza, es insostenible.

La regla fiscal limita el gasto actual del Gobierno Central cuando la relación de deuda PIB es demasiado alta. 

Se corre el riesgo de que la regla fiscal genere nuevas asignaciones y rigideces.

Es difícil establecer una responsabilidad compartida entre el Ministerio de Hacienda y la Contraloría General de la República para cumplir con la regla fiscal. 

 

Fuente: OCDE




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook