Dos leyendas se despiden del fútbol español


Primero fue Fernando Torres, luego Andrés Iniesta. La liga de España terminó el domingo con el adiós de dos ídolos de sus respectivos equipos.

Torres finalizó su laureada carrera con el equipo de su infancia, el Atlético de Madrid, con dos goles en el empate 2-2 ante el Eibar.

Horas después, Iniesta puso fin a 16 exitosas campañas con el Barcelona en el triunfo de su equipo 1-0 sobre la Real Sociedad.

El Barcelona finalizó con 93 puntos, 14 más que el Atlético de Madrid y 17 más que el tercer lugar, el Real Madrid.

Fue un adiós sumamente emotivo para los jugadores que fueron piezas fundamentales de la generación dorada del fútbol español que ganó dos campeonatos de Europa y la Copa del Mundo.

Iniesta recibió una ovación de pie del Camp Nou después de ser sustituido a los 82 minutos de su 675to encuentro con el conjunto catalán, con el cual obtuvo 32 campeonatos.

Iniesta abrazó a Lionel Messi y otros de sus compañeros antes de agradecerle al público y salir de la cancha por última ocasión.

El público coreó su nombre durante los últimos minutos mientras Iniesta veía desde la banca, incapaz de contener el llanto.

Lloró abundantemente durante la ceremonia al finalizar el encuentro en la que celebró su carrera y los títulos de Liga y Copa del Rey del equipo. Muchos de sus compañeros, todos portando una camiseta con el número 8 de Iniesta, también lloraron mientras el mediocampista se dirigió al público.

“Es un día difícil, pero han sido 22 años maravillosos”, dijo el jugador de 34 años. “Ha sido un orgullo y un privilegio llevar el escudo del que para mí es el mejor equipo del mundo”.

Antes del partido, el público sostuvo pancartas para formar un enorme mosaico con la leyenda “Infinit Iniesta”.

Iniesta, quien marcó el gol del triunfo en la final del Mundial 2010, jugaría en Japón, de acuerdo a varios reportes.

Philippe Coutinho marcó el gol del domingo para el Barcelona.

LA DESPEDIDA DE TORRES

Horas antes en Madrid, Torres — quien marcó el gol del triunfo en la final de la Euro 2008 — tampoco contuvo el llanto durante la ceremonia en su honor en el Wanda Metropolitano.

“Recuerdo que mi abuelo me hizo el mejor regalo que se le puede hacer a un nieto, hacerme del Atleti”, dijo Torres. “Es este escudo, son unos jugadores que se dejan la vida en cada partido, simboliza una gran familia, todos somos uno. Eso es el Atlético de Madrid. Ha sido un orgullo, un honor”.

Sus últimos dos goles se presentaron dos días después de que levantó su primer gran trofeo con el Atlético, al ganar la Liga de Europa. Torres, de 34 años, se deslizó sobre las rodillas y hacia el público, besando el logo del equipo después de su primer gol. En el segundo, saltó una valla publicitarias y hacia las gradas para compartir con los aficionados.

Torres, quien fue capitán el domingo, llegó a 129 anotaciones en 404 partidos con el Atlético, que ya estaba seguro en el segundo lugar de la liga.

Antes del encuentro, los aficionados desplegaron una enorme pancarta con la leyenda “De Niño a Leyenda”. El mismo logotipo apareció en las camisetas de sus compañeros de equipo.

Apodado “El Niño”, Torres siempre expresó sus afectos al equipo del que creció como hincha y al que se integró a los 11 años de edad. Había dicho públicamente que esperaba concluir su carrera con el club, pero decidió irse al final de la campaña porque no se espera que siga en los planes del técnico Diego Simeone.

Éste fue su segundo período con Atlético, tras brillar para el equipo desde el 2001 hasta el 2007. Seguidamente jugó para Liverpool y Chelsea, donde ganó los títulos de la Liga de Campeones y la Liga de Europa.






MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook