El joven español que creó una agenda de teléfonos con dibujos para su abuela que no sabe leer


Encarna Alés y el cuaderno con los dibujos
Pedro Ortega
Encarna Alés se guía por las ilustraciones de su nieto para saber quién es quién en su agenda telefónica.

Encarna Alés, quien vive en Andalucía, en el sur de España, dejó la escuela a los ocho años para trabajar, y nunca aprendió a leer ni a escribir.

En consecuencia, durante años nunca pudo realizar tareas cotidianas como, por ejemplo, descifrar los nombres al lado de los números de teléfono en su agenda.

Esta limitación fue problemática, ya que a la mujer siempre le había encantado hablar por teléfono con amigos y familiares.

Hasta que hace dos décadas, su nieto Pedro Ortega encontró una solución.

El cuaderno de Encarna Alés con los dibujos de Pedro Ortega.
Pedro Ortega
Cada vez que Ortega visita a su abuela, le hace un dibujo nuevo.

El niño entonces de 11 años comenzó a hacer dibujos junto a los números de los teléfonos para que Alés pudiera recordar a quiénes les pertenecían.

“Un día, mi padre y yo fuimos a la casa de mis abuelos para anotar los números de teléfono de sus amigos”, dice Ortega, especialista en comunicaciones, a la BBC.

“Pero me di cuenta de que esto no ayudaría a mi abuela ya que ella no entendía las letras”, cuenta el joven, ahora de 31 años.

“Entonces en cada página y para cada número, empecé a dibujar una imagen que ella sintiera que identificaría a la persona a la que quería llamar”, detalla. “Fue algo que pensamos juntos”.

Cuaderno con ilustraciones de Encarna Alés.
Pedro Ortega
La agenda de Encarna Alés tiene dibujos para cada uno de sus vecinos.
Cuaderno de Encarna Alés con los dibujos que hizo Pedro Ortega
Pedro Ortega
Encarna Alés dice algo particular de cada persona para que su nieto dibuje algo alusivo.

“(Hasta ahora) ella dice algo único sobre cada persona y yo se lo dibujo: es un sistema que hemos tenido durante 20 años”, explica.

Las ilustraciones de Ortega se han vuelto virales en redes sociales.

Analfabetismo

La abuela, ahora de 74 años, tuvo la vida típica de las mujeres de clase trabajadora de su época.

Tuvo que abandonar la escuela a los ocho años para trabajar en una panadería y mantener a su familia. Le pagabancon alimentos en lugar de dinero, relata Ortega.

“Las mujeres de su entorno carecían de la oportunidad de educarse. Las consecuencias de la pobreza pueden verse hasta hoy”, lamenta el nieto.

Pedro Ortega y Encarna Alés en una boda.
Pedro Ortega
Ortega desarrolló un vínculo especial con su abuela gracias a los dibujos.

Alrededor de 700.000 españoles no saben leer ni escribir, según un informe de 2016 del Instituto Nacional de Estadística.

De estos, 400.000 tienen más de 70 años de edad.

“Cada vez que la visito, le hago nuevos dibujos”, dice Ortega.

“Se ha convertido en algo especial entre nosotros”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook