El silencio de Messi tras la eliminación de Argentina


Acabó el partido y Lionel Messi agachó la cabeza. Con la mirada perdida, dirigió la vista al suelo y luego a las gradas. Observó de reojo el marcador y se dio cuenta de que era verdad: Argentina acababa de ser eliminada del Mundial ante Francia. Sin ser capaz de articular palabra, se quedó en silencio hasta dejar Rusia este domingo.

Para un deportista acostumbrado a que su fútbol hable por él, en este torneo Messi se quedó mudo.

Sus compañeros fueron a consolarle. Sus rivales también. Javier Mascherano dejó la selección y señaló a “La Pulga” como el único indispensable de un grupo que no cumplió con las expectativas.

“La vida sigue, se han ido muchísimos jugadores importantes.  El único imprescindible es Messi, los demás somos todos prescindibles”, comentó el “Jefecito” a la vez que anunciaba su adiós a la selección.

El centrocampista francés Paul Pogba también resaltó lo que significa Messi para el fútbol mientras el argentino abandonaba el estadio sin hablar con la prensa, con los ojos fijados al suelo.

“Messi te hace amar el fútbol. Hace más de diez años que es el mejor del mundo. Es único, tiene una dimensión única, lo que hace con el balón es único. Va a seguir siendo el mejor durante varios años y seguirá siendo un placer verle jugar”, comentó el volante del Manchester United.

Pero ningún abrazo ni ningún halago pudieron hacer sentir mejor a un jugador que, este domingo, dejó la concentración albiceleste en solitario.

El atacante del Barcelona regresó de Kazán a Bronnitsy, en el sureste de Moscú, y se marchó sin hacer ruido, como durante todo el campeonato.

Argentina organizó un plan al principio del evento para que sus jugadores hablaran con los medios en las conferencias de prensa por el orden del número de sus camisetas, del primero al último y vuelta. Así, comenzaron con el ‘1’ y el ’25’, luego con el ‘2’ y el ’24’ y así sucesivamente. Con esta fórmula y con el ’10’ a la espalda, Messi solo hablaría en caso de llegar muy lejos en la competición.

Esto no ocurrió y el astro argentino solo se pronunció en dos ocasiones durante todo el torneo: dio la cara tras errar un penal en el dtiebut del equipo en la competición, en el 1-1 ante Islandia, y tuvo que dar sus impresiones en su única victoria en el campeonato, en el 2-1 ante Nigeria, al ser elegido mejor jugador del choque.

ESTADÍSTICA DEMOLEDORA 

El sábado, tras quedarse unos minutos sobre el terreno de juego, en trance, pasó por la zona mixta de igual manera. Se subió al autobús y dejó Kazán con una estadística en el aire: Messi ha jugado ocho partidos de rondas eliminatorias en su carrera en la fase final de la Copa del Mundo y no ha anotado ni un solo gol.

Los 6 que ha transformado, en 19 encuentros, llegaron en fases de grupos.

“La Pulga” nunca se ha caracterizado por levantar la voz. Sus mensajes siempre los transmite en el campo, con la pelota y sus botines.

Pero, tras perder en la final de la Copa América Centenario ante Chile, en 2016, el delantero decidió expresar su renuncia a la selección.

Poco después dio marcha atrás y volvió a vestirse la Celeste y Blanca. Sin embargo, luego de vivir en Rusia 2018 su cuarto Mundial, con un vestuario dividido y envuelto en numerosas polémicas con su técnico Jorge Sampaoli, el astro argentino optó por mantenerse en silencio. 

Un silencio que, a sus 31 años, podría decir más que mil palabras.






MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook