España sufre el peor arranque laboral desde hace un lustro pese a la temprana Semana Santa


Varias personas hacen cola en una oficina de empleo.
JORGE PARÍS


Ni siquiera una Semana Santa madrugadora ha logrado evitar que el mercado laboral español haya mostrado su peor arranque de curso de los cinco últimos años. El primer trimestre de la Encuesta de Población Activa publicada este jueves por el INE no es nada positivo.

El aumento de 29.400 parados en estos tres primeros meses ha sido el mayor desde 2013 y la destrucción de 124.100 empleos es la más acusada desde 2014. Ambos datos empeoran incluso las cifras del año anterior —cuando la Pascua caía en abril y no contabilizaba aún el efecto laboral de las vacaciones de primaveras— y dejan una España con 3.796.100 desempleados (una tasa del 16,7%), 18.874.200 ocupados.

La pérdida de ocupación ha podido ser incluso peor si no llega a ser por el impulso contratador de las Administraciones del Estado. Los empleadores privados han recortado 155.200 puestos este primer trimestre, mientras que los públicas han amortiguado esa caída con 31.000 nuevas posiciones que elevan el número de funcionarios a 3.105.800, su número más alto desde 2012.

Y con todo, los datos más preocupantes proceden la población activa. Si la caída de la ocupación supera el alza del desempleo es porque España ha vuelto a pegar otro mordisco a su población activa.

El país contó 94.700 activos menos en el primer trimestre (son las personas mayores de 16 años que trabajan o que al menos buscan empleo) y la tasa de actividad baja al 58,46%, su nivel más bajo de los últimos 12 años. Todo un palo para el mantenimiento de las pensiones porque, además, los activos menores de 25 años se han reducido todo un 4,8%. En cifras absolutas, supone 72.000 jóvenes activos menos.

Los otros datos del paro

  • Más hogares con todos sus miembros en paro. Fueron 31.300 más en el primer trimestre y suman ya 1.241.800, aunque en el transcurso del último año,  descienden en 152.800: un 10,9% menos que en el primer trimestre del año pasado.
  • El menor número de parados de larga duración desde 2009. Hasta 1.574.800 personas llevan buscando empleo desde hace más de un año, lo que supone la cifra más baja desde hace nueve año.
  • La tasa de paro juvenil baja al 36,3%. Se contaron 42.900 jóvenes desempleados menos en este primer trimestre hasta dejar el saldo en 515.200 a finales de marzo. La tasa de paro de este colectivo es del 36,3%, cinco puntos mesnos que hace un año



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook