este miércoles se va a marcar un nuevo máximo anual


Representación de una bombilla.
Pixabay


Una semana. Ese es el tiempo que ha tenido que pasar para que el precio de la luz haya vuelto a marcar su máximo anual. Las previsiones de expertos y las palabras de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se han cumplido y este miércoles el coste se sitúa en 75,39 euros el megavatio/hora, casi un euro más que el anterior máximo (74,58€/MWh), según datos del Operador del Mercado (OMIE).

Que la luz no pare su escalada tiene que ver, al igual que hace siete días, con el descenso en la oferta de energía eólica, que ha sido reemplazada en los meses de verano por el carbón –en máximos por el encarecimiento de los derechos de emisión de CO2– y el gas –que también crece por la subida del precio del petróleo–.

Estos factores hacen que el pool o subasta eléctrica diaria –afecta alrededor del 35% de la factura de la luz– siga aumentando sin control. En agosto, el precio medio del mercado eléctrico español alcanzó los 64,33€/MWh, su nivel más alto desde enero de 2017.

El verano va tocando a su fin y, con él, la llegada del frío a las casas españolas. En tan solo un par de meses, más de 4,6 millones de personas en situación de pobreza energética tendrán muy difícil pagar las encarecidas facturas. Para ayudar a una mayoría de esos ciudadanos, se encuentra disponible un nuevo bono social con el que descontarse entre un 25 y un 40% del coste al mes.

Lamentablemente, a fecha de 31 de julio, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia destacó que solo 650.000 ciudadanos han obtenido el bono. Una cifra muy inferior al número de beneficiarios del anterior: 2,5 millones de personas. Desde el organismo instan a todas las personas que ya tenían el bono social previo o a las que creen que tienen derecho a solicitarlo a comprobarlo con una aplicación web gratuita en la que, de forma sencilla, se puede saber si se tiene ese derecho.

La ministra Ribera ya adelantó hace unos días que el próximo 19 de septiembre comparecerá en el Congreso de los Diputados a petición propia para contar las posibles medidas a tomar para frenar la subida de tarifas, aunque dejó caer que muchos de los elementos que influían en el aumento «están muy lejos de la capacidad de acción del Gobierno». También tratará el estado actual del bono social eléctrico y la temida pobreza energética.

El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, aseguró este martes en el Senado que esta situación demuestra «el fracaso de la anterior administración», ante este problema. Políticos como Pablo Iglesias, líder de Podemos, instó a los socialistas a hallar una solución: «Las familias españolas no deben tener que elegir entre pasar frío y llegar a fin de mes. Es una prioridad en nuestras conversaciones con el Gobierno», aseguró en su cuenta de Twitter.

Por su parte, las asociaciones de consumidores continúan presionando al Gobierno. El portavoz de FACUA, Rubén Sánchez, apunta a que el PSOE «debería marcarse como prioridad actuar contra los abusos de las eléctricas» –según un reciente análisis de la compañía Informa, las eléctricas aumentaron sus ingresos en 2017 un 2,4%–.

La organización OCU insiste a los ciudadanos en que no se fíen de las ofertas que prometen pagar menos cambiando a una tarifa de mercado libre –que no se rige por las subidas diarias del pool eléctrico– porque muchas veces acaba siendo más cara, y aconseja utilizar su comparador de tarifas gratuito para que los usuarios encuentren la opción que mejor corresponda a su gasto energético.

Lo cierto es que todavía no se ha tomado ninguna medida para tratar de evitar unos precios que van a ser inasumibles para una gran parte de los ciudadanos.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook