La rodilla de Nadal sólo aguanta un set ante Del Potro


Rafa Nadal, durante su duelo de semifinales del US Open 2018 contra Juan Martín del Potro.
EFE


Rafa Nadal no revalidará su corona en Nueva York. Como ya sucedió hace unos meses en el Open de Australia, el número 1 del tenis mundial se vio obligado a abandonar por lesión en el US Open. El argentino Juan Martín del Potro jugará la final contra el serbio Novak Djokovic, que se impuso al japonés Kei Nishikori por 6-3, 6-4 y 6-2.

Aunque Nadak se retiró tras el segundo set (7-6, 6-2), el partido real apenas duró un set, lo que tardó su rodilla en decir basta. Del Potro se lo anotó en el tie break, en lo que parecía el preludio de un duelo largo, emocionante y con alternativas que comenzó con dos roturas de servicio.

Tras el séptimo juego, no obstante, la rodilla de Nadal empezó a quejarse. El vendaje le duró dos juegos, y pidió que se lo retiraran. Para entonces, Del Potro había vuelto a romper en el noveno y sacaba para anotarse el set. Dispuso de dos bolas, pero las falló exigido por los restos de Nadal, que comenzó a darse ánimos y se anotó en blanco el 6-5. Sin embargo, Del Potro se acabó llevando el tie break con autoridad (7-3) tras más de una hora de juego.

Problemas al inicio del segundo set

Nadal volvió a reclamar asistencia al inicio del segundo set. Del Potro, que seguía pleno de confianza, rompió su saque acto seguido. El argentino no bajaba el pistón y Nadal sufría para seguirle el ritmo.



Con 4-1, en una protesta al juez de silla, Nadal avisó ya de que estaba luchando contra el dolor por no retirarse. Visiblemente lastrado, apenas pudo anotarse un juego más (6-2) antes de abandonar la pista.

“Odio retirarme, pero estar un set más así hubiera sido un error”, explicó el jugador español.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook