“Lo odio con toda mi alma”


Yericka Mesén estalló contra el sospechoso de decapitar y violar a su hijo Kendall de 8 años.

Así concluyó el juicio que se lleva a cabo en Guápiles contra un hombre de apellidos Campos Mendoza, alias “Pirucho”.

“Ha hecho un daño irremplazable. Usted no merece el perdón de Dios, ni mucho menos el mío ni el de mi familia. Mi hijo era lo más preciado que teníamos”, manifestó la mamá del niño que estaba en segundo grado de la escuela.

El sujeto es sospechoso de delitos de homicidio calificado, violación, privación de libertad y profanación de cadáveres en perjuicio del niño.

“Lo amabamos por sobretodas las cosas y no merecía morir por sus deseos. Lo odio con toda mi alma. Deseo que se hunda en el infierno. Maldito, desgraciado. Lo odio, le deseo lo peor que le pueda pasar”, insistió la mujer.

Los hechos se remontan al 27 de agosto del 2016 cuando Kendall salió con permiso de sus padres a jugar donde un amigo que vivía en el mismo barrio.

El menor caminó 50 metros y pasó al frente de la casa del imputado, quien se aprovechó de su inocencia para invitarle a entrar.

Supuestamente usó unos gatos para llamar la atención del menor y luego lo atacó.

Estando ambos dentro de la vivienda, según la acusación, el sujeto violó al menor y luego lo asfixió“, sostiene el Ministerio Público.

Luego de los hechos, el sospechoso lo decapitó y le cortó los genitales. Luego lo lanzó a un río cercano a su casa, lugar donde fue hallado.

Este miércoles el Tribunal Penal de Pococí dictará sentencia contra el hombre que actualmente tiene 23 años.

La defensa pidió la absolutoria del sujeto y provocó la ira de los familiares de la víctima.

Haga clic para ver más noticias sobre:
sucesos.

{{noticia.title| html}}

{{comentario[0] || ‘Anónimo’}}
{{comentario[2]}}

{{comentario[1]}}




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook