“No está mal sacar pecho, tenemos mucho talento en este país”


En plena batalla política y dialéctica sobre el orgullo de ser español, un cineasta catalán, Juan Antonio Bayona, ha colocado una pica en las colinas de Hollywood poniéndose al frente de una de las sagas más taquilleras de todos los tiempos, Jurassic World: el reino caído, cuya puesta de largo ha tenido lugar en Madrid.

“No está mal sacar pecho, tenemos mucho talento en este país”, ha señalado Bayona tras recordar que la primera vez que se sentó a hablar con Steven Spielberg, creador y productor ejecutivo de la saga, le dijo: “Tenemos mucha suerte de tenerte”.

Bayona no solo ha conseguido llevar a parte de su equipo habitual para trabajar a las órdenes de Spielberg (desde el director de fotografía Oscar Faura, a la productora ejecutiva Belén Atienza o Eugenio Mira en la segunda unidad), sino que ha dejado su impronta personal en una saga que va por su quinta entrega, la segunda de la nueva tanda con Chris Pratt y Bryce Dallas Howard al frente.

“No ha sido tan complicado porque en Hollywood apreciaban de verdad las películas que yo he hecho hasta ahora e intuían que parte del éxito residía en el equipo y la prueba está en que técnicamente la película es una maravilla”, ha señalado.

Fue el Wizink Center de Madrid el lugar elegido para el preestreno mundial del filme, con la presencia de sus protagonistas, otro logro para un director que llevaba mucho tiempo recibiendo ofertas de Hollywood, pese a su breve aunque meteórica trayectoria.

“Quise tener tres películas personales antes de embarcarme en una de Hollywood, y ha sido realmente interesante, trabajar con Spielberg era una de las casillas a rellenar en mi carrera”, admite el director de Un monstruo viene a verme, Lo imposible y El orfanato, su debut apadrinado por otro tótem de la industria, Guillermo del Toro.

Vuelven los dinosaurios

La atmósfera gótica y claustrofóbica de esa primera película se cuela en varias secuencias de Jurassic World: El reino caído, filme que transcurre cuatro años después de la destrucción del parque temático de Jurassic World (2015), con la isla Nublar abandonada por los humanos y un volcán a punto de entrar en erupción y amenazando las últimas especies vivas.

Cuando Owen (Pratt) y Claire (Howard) se embarcan en una campaña para rescatarlas descubren una conspiración que pone a todo el planeta en peligro.

“Es curioso porque Colin (Trevorrow, director de la anterior entrega) y Jota (Bayona) representan los dos lados de Spielberg”, opina Howard, conocida por otros títulos como Criadas y señoras o La joven del agua.

La actriz considera que, mientras que Trevorrow aporta “el sentido del humor y la aventura americanos”, Bayona trae “esa increíble dinámica de suspense y una sensibilidad más europea, a la vez que entiende perfectamente la épica de este tipo de cine”.

“Es llamativo que algunas de las escenas más excitantes de la película transcurren en un espacio muy claustrofóbico y eso es algo en lo que Jota es todo un experto, es increíble”, subraya.

Pratt, célebre por Guardianes de la Galaxia y Jurassic World tras una carrera como secundario, destaca “la increíble visión” de Bayona “sin que eso vaya acompañado de un ápice de ego”.

“Ha hecho un trabajo increíble, se nota que ama el cine y hacer cine; ese tipo de entusiasmo no es tan común en Hollywood y lo ha contagiado a todo el equipo”, ha subrayado.

“Un cuento moral”

Bayona, fan declarado del cine de Spielberg, ha insistido en que tenía claro que no se trataba de “secuestrar” la saga sino de ponerse a su servicio. Y en este sentido ha destacado que las películas del director de Tiburón o La lista de Schindler siempre tienen un punto de “cuento moral”.

“Para mí hay una parte muy especial de Jurassic World: El reino caído y es ese momento en que se convierte casi en un cuento de hadas con la princesa en lo alto de un torreón acechada por un dragón. Es algo que tiene sentido porque el cine de Spielberg siempre ha tenido un punto de cuento moral”, ha asegurado.

La relación del hombre y la naturaleza, la ciencia y las líneas rojas que se cruzan o no, son algunos de los elementos de este cuento de dinosaurios que se estrenará en las salas de cine españolas el próximo 7 de junio.

Muy comentado ha sido también el hecho simbólico de que Bayona haya despojado a la protagonista de los tacones con los que corría por Isla Nublar en la anterior entrega.

“En mis películas las mujeres siempre tienen papeles importantes”, señala. “Aquí vemos en Bryce a un personaje con el mismo corazón que la primera, pero también con otra faceta que no habíamos visto de heroína de acción, a la altura de Chris Pratt”.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook