“No puedo explicar la felicidad”



EFE. – Los jugadores de la Selección Nacional de Costa Rica realizan en este momento el primer entrenamiento en Rusia, previo al Mundial 2018. Esto específicamente en el estadio Olimpiyets de los alrededores de San Petersburgo.

El debut de la tricolor en la cita mundialista está programado para el domingo 17 de junio en Samara contra sus similares de Serbia, en un encuentro que genera muchas expectativas.

Lea: Óscar Ramírez: “Tenemos la esperanza de avanzar a la segunda ronda”

“No puedo explicar la felicidad de estar aquí, viví en este país y era como un sueño volver, la verdad estoy muy contento y lo que queda ahora es disfrutar el momento y esperar que sea un buen mundial para todos nosotros”, aseguró el delantero Marco Ureña, que jugó en Rusia entre 2011 y 2014, en el Lokomotiv Kuban Krasnodar.

La Sele aterrizó este martes en la ciudad de San Petersburgo, donde tendrá su sede oficial durante el Mundial, y tuvieron una recepción oficial con el embajador costarricense en ese país, Arturo Fournier, y la actuación de un grupo folclórico ruso.

Después de disputar su último amistoso contra Bélgica en Bruselas ayer (con derrota por 4-1) los seleccionados efectuaron el último entrenamiento matinal en el estadio del duelo, el Rey Balduino, en el que se ejercitaron los que tuvieron menos minutos en el partido contra los ‘Diablo Rojos’, informó la federación costarricense.

Sobre las 15.30 horas de Bélgica (13.30 GMT) tomaron el avión rumbo a San Petersburgo, de algo más de tres horas, para trasladarse al hotel Hilton Honor a las afueras de la urbe rusa, donde el representante de la legación diplomática.

Foto portada tomada del Facebook de la Federación Costarricense de Fútbol







Noticias relacionadas





VEA MÁS









MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook