¿qué es la esclerosis múltiple? Causas, síntomas y consecuencias


Cicatrización del cerebro en la esclerosis múltiple
UNIVERSITY OF BRITISH COLUMBIA


La esclerosis múltiple puede estar latente en tu cuerpo, generándose en tu cerebro o médula espinal, y no percatarte de sus daños hasta que se manifiesta en forma de brote, tal y como han experimentado numerosos afectados. Una pierna dormida de manera prolongada, visión doble, cefaleas continuas, incluso dificultades en el habla, hasta la inmovilidad total de algunas articulaciones del cuerpo y el mal funcionamiento de algún órgano son algunos de sus efectos.

Se trata de una patología del Sistema Nervioso Central (SNC) cuyas causas aún no son del todo ciertas no obstante los progresos de la investigación científica de los últimos años que han aportado una mayor comprensión de la enfermedad y propuesto diversos tratamientos.

La enfermedad que afecta a la mielina

Esta enfermedad autoinmune y neurodegenerativa desmielinizante provoca daños en la capa de mielina de las fibras nerviosas provocando un mal funcionamiento de órganos y músculos.

Durante muchos años ha sido considerada una enfermedad de sustancia blanca del sistema nervioso central aunque un número creciente de estudios haya demostrado que también afecta a la materia gris.

En la esclerosis múltiple se verifica un daño y una pérdida de mielina en varias áreas -de ahí el nombre de múltiple- del sistema nervioso central. Numerosas evidencias sean clínicas o experimentales indican que existe un proceso de desmielinización que determina daños o pérdida de la mielina y la formación de lesiones (placas).

Estas pueden cambiar de una fase inflamatoria inicial a una crónica, en la cual provoca características similares a las cicatrices, de ahí la denominación ‘esclerosis’, que significa “endurecimiento patológico de un órgano o tejido”.

Principales síntomas de la EM

Entre los principales síntomas de la esclerosis múltiple se encuentran la debilidad muscular, la espasticidad -tensión en los músculos que se presentan fuertemente rígidos-, minimización en la percepción del dolor, de la temperatura corporal y del sentido del tacto. Dolor corporal, desde los momentos leves hasta los más graves, ataxia -pérdida de descoordinación o torpeza-, temblores y dificultades en el habla.

En paralelo, un paciente afectado de esclerosis múltiple puede sufrir molestias intestinales, fatiga, problemas en la visión y disfunciones sexuales, esto es, pérdida de sensibilidad en la región genital para las mujeres y problemas eréctiles y de eyaculación en los hombres, así como falta de atención y de razonamiento.

En muchos casos, este proceso va acompañado de periodos de depresión o de ánimo decaído.

Casos en España

En el mundo se cuentan alrededor de tres millones de personas con esclerosis múltiple, de las cuales 600.000 viven en Europa y 47.000 personas en España. El número de nuevos casos registrados cada año asciende a 1.800 y uno de cada cinco se diagnostica a los tres años.

Tal y como apunta la Fundació Esclerosi Múltiple, el 70% de las personas con esta enfermedad deja el trabajo 10 años después del diagnóstico. Respecto a género y edad, el 70% de los casos se producen entre los 20 y los 40 años, aunque el inicio de la enfermedad se podría producir incluso antes, y es más frecuente en las mujeres por causas que aún se desconocen.

Aunque un 15-20% de los pacientes tienen familiares con esclerosis múltiple, no se trata de una enfermedad hereditaria.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook