Se entrega al OIJ salvadoreño de mara Salvatrucha



El sábado 14 de abril la Dirección General de Migración y Extranjería expulsó del país a un salvadoreño de apellidos Argueta Umanzor, quien es miembro de la mara Salvatrucha.

Sobre él pesaba una alerta roja relacionada a delitos por hurto agravado, miembro terrorista, organización o grupo conflictivo, emitida por la Interpol San Salvador.

A él lo detuvieron el pasado 13 de febrero, cuando se entregó voluntariamente en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), al enterarse que era requerido por las autoridades de su país.

De inmediato coordinaron con las autoridades migratorias y procedieron con el traslado al Centro de Aprehensión Región Central en Hatillo.

La expulsión se establece bajo el ordenamiento jurídico de la Ley General de Migración y Extranjería 8764, según los artículos 186, 215 y 216.

A Argueta Umanzor lo trasladaron vía aérea a El Salvador custodiado por dos oficiales de la Policía Profesional de Migración y entregado a las autoridades salvadoreñas, quienes lo procesarán e impondrán una pena de 20 años según su legislación.

Lea: Lo último sobre bacteria en Hospital de Heredia

Al ciudadano salvadoreño, quien ostentaba una categoría especial ligada a trabajo en el país, se le ordenó la cancelación de categoría migratoria de conformidad con los artículos 188 de la ley General de Migración y Extranjería, y el artículo 268 del Reglamento de Control Migratorio.

También impusieron un impedimento de entrada al país por un periodo de 25 años que corren a partir del 14 de abril de 2018.

“La Dirección General de Migración y Extranjería ejecuta acciones contundentes para procurar la seguridad del país y la ciudadanía, por lo que no se permitirá el ingreso y la permanencia de personas que, por estar relacionadas con actividades delictivas, pongan en riesgo el orden público, la tranquilidad, la paz y la seguridad.

La Ley General de Migración y Extranjería permite cancelar el estatus migratorio y expulsa a este tipo de personas, imponiéndole además un impedimento de ingreso por 25 años”, externó Gisela Yockchen, directora general de Migración.

Actualmente, en el Centro de Aprehensión en Hatillo hay siete personas que presumen son miembros de maras salvadoreñas y han deportado en lo que va del año a cuatro personas a ese país.

Foto cortesía de Migración







Noticias relacionadas





VEA MÁS









MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook