Todos estos cambios vendrían para Nicaragua



AFP. Elecciones anticipadas, reforma constitucional, reforma electoral: la oposición al gobierno en Nicaragua propone una serie de cambios en el diálogo nacional que busca una salida a la crisis desatada por protestas contra el presidente Daniel Ortega que en poco más de un mes dejan 76 muertos.

El gobierno considera que las propuestas son “una agenda para un golpe de Estado”, dijo el canciller Denis Moncada, que representa al gobierno en el diálogo, que cuenta con la mediación de la iglesia católica.

Lea: Situación en Nicaragua es “más grave”

Cuando el episcopado aceptó mediar “dijimos que se debía ir a la raíz, para allanar el camino para la democratización”. Esta posición “no es ni parcial ni un golpe de estado camuflado”, dijo el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez.

Entre los puntos que propone la oposición figuran:

– Adelantar las elecciones presidenciales para el 2018 mediante una reforma parcial a la Constitución y a la ley electoral

– Nuevas elecciones legislativas, municipales y de regiones autónomas en el Caribe.

– Eliminar la reelección presidencial consecutiva, como estipulaba la Constitución de 1995, y el porcentaje del 45% de votos para ser electo presidente. El porcentaje actual es de 40% de los sufragios válidos salvo que quien obtenga un 35% tenga una ventaja de al menos 5 puntos.

– Suprimir de la Constitución un escaño en el Parlamento para el presidente y el vicepresidente salientes, y para el candidato que quede en segundo lugar de la elección presidencial.

– Reducir el número de diputados en el Parlamento, actualmente integrado por 90 miembros electos y los asignados por ley.

– Establecer un artículo transitorio que permita al Parlamento tener dos legislaturas este año “con el objetivo de que dicha reforma entre en vigencia de forma inmediata en 2018”.

– Elegir a nuevos magistrados en los poderes judicial, electoral, así como representantes en entidades autónomas como la contraloría, fiscalía y procuraduría de derechos humanos.

– Restituir la personalidad jurídica a los partidos políticos que les fue suspendida.

– Devolver la a suscripción popular para presentar candidatos de la sociedad civil.

– Depurar y actualizar el padrón electoral.

– Reglamentar la procedencia de fondos para financiar las campañas electorales.

– Crear un Instituto autónomo de cedulación, con carácter constitucional.

– Sujeción a la autoridad civil del Ejército y la Policía, enfatizando un carácter nacional y apartdista.

– Crear una comisión de la verdad integrada por organismos de derechos humanos nacionales e internacionales como CIDH y relatores de Naciones Unidas.

Foto archivo







Noticias relacionadas





VEA MÁS









MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook