un esfuerzo por romper mentalidades y transformar la ciudad


  • Luego de un primer intento con más problemas, MOPT hizo estudio y diseño en el 2016
  • CRHoy.com realizó recorrido por toda la ciclovía

Si conduce o camina por el centro de San José ya habrá notado un verde, que cambia la apariencia y la operación de una ciudad movida. Desde hace más de 2 años la ciclovía se introdujo en un bulevar peatonal> la avenida 4. Pero la intención de darle espacio a los ciclistas tiene más de una década. En el 2008 grupos ciudadanos pidieron la infraestructura y en el 2011 se propuso a la Municipalidad de San José un anteproyecto, que conectaba San Pedro con Sabana.

El resultado actual no es una ocurrencia de un día ni una pintura colocada sin fundamento. Luego de aquella primera etapa, se acudió al Departamento de Estudios y Diseños del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), que realizó un estudio y diseñó la actual ciclovía, para conectar la Universidad de Costa Rica (UCR) y el Parque La Sabana.

Mientras algunos conductores se quejan, CRHoy.com probó el recorrido y analizó el respaldo detrás de la idea. Lo primero a entender es que las redes de transporte de las ciudades (¡del mundo no solo de Costa Rica!) crecieron en función del automotor. Se dio una monopolización del espacio público para uso exclusivo del vehículo particular, como lo concluyó el Ministerio de Vivienda y Urbanismo de Chile, país líder en ciclovías en América Latina.

Las infraestructuras para caminar y pedalear son un esfuerzo por cambiar la pirámide del transporte. “La vida la dan los peatones, no la dan los carros, a la ciudad”, aseguró Marco Corrales, gerente de Provisión de Servicios del municipio.

Una política ciclo-inclusiva es aquella que busca integrar el uso de la bicicleta en la red de transporte con condiciones seguras y eficientes.

BID

Señales y medidas para que funcione

Los separadores son estructuras negras que funcionan como medida de seguridad. Algunos se han quejado que no se ven en la noche y ya han sido dañadas. (CRH)

A partir de esa premisa básica el órgano de la Dirección General de Ingeniería de Tránsito del MOPT diseñó la ciclovía, intentando incluir requisitos infaltables, como que sea conexa, directa, segura y cómoda. También debe tener zonas de amortiguamiento, espacios que separan el bici-carril del automotor. Estos se ven en los alrededores del Ministerio de Salud, donde espacios de parqueo para carros funcionan de división.

Según el estudio hecho en Chile, “las intervenciones con demarcación y señalética no superan el 30% de efectividad, en la reducción de atropellos“; mientras que las medidas físicas reducen hasta en un 70%. Por eso se acude a la colocación de separadores en el asfalto y postes o bolardos.

Sin embargo ya muchos habrán notado, que dichas estructuras están golpeadas o arrancadas, ante el paso de buses o el vandalismo. Esto es porque el radio de giro (la capacidad de un vehículo para girar) no calzó con la ciclovía. Según el gobierno local y el MOPT, se deben hacer los ajustes, moviendo más atrás los separadores. Pero son necesarias velocidades moderadas (máximo de 30 km/h) y una actitud cauta por parte de los conductores.

La velocidad se torna elemental al considerar que en trayectos de la ciclovía, como en avenidas 10 y hacia el final de la 14, la circulación es compartida. La situación sucede en el mundo y por eso se generó una señalización específica para estas partes, llamada “sharrow“: 2 cabezas de flecha acompañadas de una bicicleta. El ciclista puede “tomar el carril” y es una advertencia para que choferes.

En los carriles exclusivos para bicicleta, los conductores no están autorizados a estacionar, detenerse o conducir. También están bici cajas, áreas para que los ciclistas puedan esperar de forma segura en intersecciones reguladas por semáforo y facilitar giros a la izquierdo al posicionar al ciclista de primero, y asegurar su visibilidad.

Una ruta en una ciudad angosta

“Cómo pueden pintar una ciclovía en calles tan angostas. Qué cerebro más pequeño tienen las personas que manejan este asunto. Quienes son los que pagan por ocupar las calles, o por transitar si no son los choferes o dueños de autos, camiones, etc. En ninguno de los casos son los ciclistas”, señaló molesto Myron Rodríguez.

Así se resume la principal queja de los conductores: es positiva la idea, pero simplemente no es factible ni realista en una ciudad como San José. Jósselyne Murillo, de Estudios y Diseños del MOPT, contrarresta: “el poco espacio que tenemos en este momento tiene que ser democratizado, tiene que haber campo para todos”.

Murillo, quien elaboró el informe con el estudio y diseño de la ciclovía, afirmó que la cantidad de buses que entran al casco capitalino (más de mil diarios) no es condicionante para no tener la ruta. Tanto ella como Corrales defendió que el diseño aprovechó “espacios muertos”, que se dedicaban a parqueo de carros en la ciudad.

“En una ciudad de calles angostas y congestionadas de vehículos no es lógico ni razonable instalar ciclovías por ahora mientras se piensa en serio sobre la solución del problema del congestionamiento deben mejorarse transportes públicos“, cuestionó Eduardo Quesada, otro ciudadano que tiene quejas.

“Esos espacios que han sido de queja, no es cierto que eran actualmente de circulación vehicular. Estaban los vehículos estacionados ahí durante todo el día. Y cuando eso sucedió no hubo quejas, no hubo quejas de que ‘ay me quitaron un carril de circulación’”, explicó la ingeniera.

Eso efectivamente es notorio en avenida 14, frente a la Clínica Bíblica. Aún hay espacios de parqueo, que toman la mitad del carril de circulación. La Municipalidad de San José dijo que deben pintar para suprimir los espacios y sean de circulación. Llegando a Barrio Luján es aún más visible (ver video):

La Municipalidad no retrocederá y los ciclistas se comienzan a apropiar de la ciclovía, al tiempo que decenas de conductores se quejan cada día. Las autoridades piden un cambio de mentalidad, para entender una nueva dinámica.

Revise el estudio del MOPT


{{noticia.title| html}}

{{comentario[0] || ‘Anónimo’}}
{{comentario[2]}}

{{comentario[1]}}




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook