Uno de cada siete bebés de madres con zika en territorios de EE. UU. nació con defectos


Cerca de uno de cada siete bebés que estuvieron expuestos al virus del zika en el útero de la madre en territorios estadounidenses tiene al menos un defecto en su desarrollo, según un estudio divulgado este martes.

La tasa de anormalidades entre los hijos del zika (cerca de 14%) es 30 veces mayor a la tasa de anormalidades que ocurren entre los bebés que no estuvieron expuestos a este virus propagado por mosquitos, dijeron funcionarios de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. 

Los problemas de salud incluyen una cabeza de pequeño tamaño (microcefalia), daños cerebrales o en la visión, convulsiones y retrasos de desarrollo, señaló el reporte CDC Vital Signs, el mayor estudio hasta la fecha realizado sobre bebés de madres que estuvieron infectadas con zika durante el embarazo.

“Algunos de estos problemas no fueron evidentes al nacimiento y fueron identificados a medida que los bebés crecieron”, indicó el informe, que incluyó más de 4.800 embarazos que dieron positivo a zika en los territorios estadounidenses de Puerto Rico, Samoa estadounidense, Micronesia, las Islas Marshall y las Islas Vírgenes entre 2016 y 2018.

El informe se enfocó en los territorios estadounidenses, que fueron los más afectados por el brote, y no incluyó los casos registrados en el Estados Unidos continental.

“De estos embarazos, 1.450 bebés tenían al menos un año de edad y se les había hecho seguimiento para este análisis”, señaló el estudio.

Un total de 203 bebés “registraron defectos de nacimiento vinculados al zika, anormalidades en el desarrollo neurológico posiblemente asociadas a la infección congénita del virus del zika, o ambos”.

La tasa de defectos de nacimiento vinculados al zika es comparable a la que registraron estudios previos en Brasil y otras áreas afectadas por la epidemia, dijo Peggy Honein, directora de la división de desórdenes congénitos y de desarrollo de los CDC.

“Consistentemente, hemos visto que 5 a 10% de los bebés de los embarazos con zika tienen uno de estos defectos cerebrales o de visión, o microcefalia”, dijo a periodistas en una conferencia de prensa.

“Ha habido algunos informes que se valieron de criterios diferentes e incluyeron un rango más amplio de consecuencias (…) Y si utilizas criterios más amplios encontrarás que más bebés fueron afectados”, añadió.

“Creemos que no hay una diferencia geográfica, sino más bien una diferencia en el criterio” utilizado en los estudios, añadió.

– La transmisión continúa –

Ha habido 74 casos de zika hasta ahora este año en los territorios estadounidenses, casi todos en Puerto Rico, dijo Lyle Pedersen, director de la división de enfermedades infecciosas de los CDC.

“Hay una transmisión en curso en Puerto Rico, pero obviamente a un nivel mucho menor del que hemos visto en años anteriores”, añadió.

A principios de 2015, un masivo brote de zika estalló en Latinoamérica y el Caribe y terminó afectando 86 países en el continente americano y en África.

El zika, que a veces es indetectable, puede causar sarpullido, dolores de cabeza y dolores musculares. Pero es particularmente peligroso para las mujeres embarazadas porque está probado que puede causar defectos de nacimiento.

El virus se transmite tanto por mosquitos como a través del contacto sexual.

Las mujeres embarazadas deben mantenerse alejadas de las áreas donde el zika está presente y a los hombres que han estado expuestos a estas zonas se les recomienda que esperen tres meses antes de intentar concebir un niño.

“La historia del zika no ha terminado. Todavía estamos aprendiendo cada día sobre el impacto de estas infecciones”, dijo Honein.




MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook