Aparcar el pijama, pintarse, peinarse… Cómo puede ayudarnos cuidar nuestro aspecto a afrontar el confinamiento


Cuando las salidas al exterior todavía se limitan a ir a la compra o a la farmacia, pasear al perro o dar una vuelta con los hijos y muchos, incluso, no realizan ninguno de los supuestos anteriores, ¿es igual pasar en confinamiento en pijama que hacerlo en chandal, vaqueros o más arreglados? ¿Tiene algún sentido maquillarse o arreglarse el pelo para estar dentro de casa?

Los psicólogos afirman que la actitud estética también importa y mucho, por cierto. Es decir, mientras en el exterior la situación todavía es de relativa incertidumbre, existe una amenaza real para la salud y la llamada ‘nueva normalidad’ va a tardar en llegar un par de meses en el mejor de los casos; es muy recomendable conseguir tener, al menos, cierto control con lo que sucede de puertas para dentro en nuestros hogares. Continuar cuidando de uno mismo y mantener las mismas o similares rutinas a las que teníamos antes del estado de alarma ayuda a normalizar la vida privada en una situación atípica.

Y dentro de las tan recomendadas rutinas para sobrellevar el confinamiento, el aseo persona y el vestirse deben convertirse en una prioridad. Es importante establecer un momento del día para la ducha, elegir la ropa de la jornada (que prefiramos ir cómodos en casa no es sinónimo de llevar el pijama puesto 24/7) y dedicar cierto tiempo al arreglo: lavarse el pelo, maquillarse si así lo solemos hacer en nuestra vida habitual, recortarse el flequillo o la barba o bien afeitarse o depilarse…).

Con esta actitud se consigue, además, que los ritmos circadianos no se vean afectados y seguir marcando las diferencias entre el día y la noche. Ya que si estos ritmos se alteran pueden originar trastornos en el sueño -somnolencia de día e insomnio de noche- o, incluso, depresión.

Arreglarse, aunque no se salga de casa, es además una de las mejores herramientas que todos tenemos a mano para evitar que el ánimo decaiga y cuidar la salud mental en estos días que han provocado y siguen provocando una montaña rusa de emociones; una forma de garantizar el bienestar personal y aumentar la autoestima.

Además de los beneficios psicológicos, la higiene y ducha diaria ayuda a:

  • Liberar la dermis de impurezas.
  • Mejorar la circulación, incrementar la oxigenación del organismo y activar el sistema nervioso. 
  • Estimular y generar noradrenalina en el cerebro, que alivia el estrés y la ansiedad.
  • El agua templada activa el sistema inmune para enfrentarse a las infecciones y agresiones externas.
  • Aliviar el dolor muscular o de cabeza.

Qué partes del cuerpo se resienten mas en confinamiento

Estas son algunas de las que requieren un mayor cuidado estas semanas:

Manos: el lavado continuo de manos y el uso extra de geles hidroalcohólicos son capaces de originar dermatitis irritativa o, lo que es lo mismo: sequedad, descamación, eccemas y grietas. Se debe potenciar el uso de cremas hidratantes, geles que incluyan aloe vera o glicerina entre sus componentes y jabones oleosos.

Pelo: La ansiedad y el aumento de cortisol (la hormona del estrés) puede provocar una mayor caída del pelo en esta época o picor en el cuero cabelludo.

Piel: el estrés, la ansiedad y la depresión provocadas por el confinamiento puede empeorar enfermedades dermatológicas previas como el acné, la dermatitis atópica, la psoriasis o la rosácea.

Cómo aprovechar el tiempo de confinamiento para cuidarse

El confinamiento puede convertirse en un momento perfecto para dedicarse más tiempo a uno mismo, retomar algún cuidado pendiente y evadirse durante un rato. Algunas sugerencias:

  • Darse un baño relajante. Basta con llenar la bañera, un buen gel o sales de baño y crear el ambiente propicio (luces tenues y nuestra música favorita).
  • Aplicarse una mascarilla en el pelo el tiempo necesario.
  • Lo mismo, pero con una mascarilla para el rostro.
  • Hacerse una limpieza de cutis y aprovechar para darse un masaje en la cara y hacer algunos ejercicios de gimnasia facial.
  • Una buena manicura con un color de pintauñas que suba el ánimo.

La rutina de belleza de las mujeres y el confinamiento

En cuestiones de belleza, ¿se preocupan las mujeres por las mismas cosas ahora que antes del confinamiento? Un reciente estudio publicado por Fashionable Asia, plataforma especializada en moda y belleza asiática ganadora de los Premios 20Minutos, concluye que no.

Según esta encuesta, realizada entre 250 mujeres que viven en países de habla hispana, la zona del rostro que se ha convertido en máxima prioridad de cuidado durante la cuarentena es la frente (32%), seguida de ojos (28%) y pómulos (22%).

Fashionable Asia hace referencia, a su vez, a un estudio realizado por la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Universidad de East Anglia (Inglaterra ) en el que se evalúan los efectos psicológicos en las personas debidos al confinamiento. “En él destacan como la ansiedad, los problemas para dormir y los síntomas depresivos están presentes en un elevado porcentaje de personas. Es posible que este estado anímico pueda estar afectando a muchas mujeres hoy en día, y por tanto, muestren mayor susceptibilidad o preocupación hacia el estado de su frente que en una época anterior al confinamiento. Además, recordemos cómo las líneas de expresión en esta zona del rostro pueden dar su aparición al tener la tendencia en fruncir mucho el ceño o entrecejo ante situaciones de estrés, tensión y preocupaciones”.

En lo que respecta a los problemas de piel el acné sigue siendo el tema estrella durante el confinamiento (36%). Las arrugas ocupan un segundo puesto con un 24% de los votos, y le siguen los puntos negros (20%), las manchas (15%) y la flacidez (5%). Lo que parece haber variado y mucho es el gasto en productos y tratamientos de belleza, Fashionable afirma que el 58% de las mujeres ha invertido menos en belleza durante el confinamiento. Un 28% de ellas confiesa que mantiene la misma inversión que en la época sin confinamiento, y solo un 14% invierte más durante el confinamiento.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook