Arde el Día de la Fiesta Nacional la polémica escultura gigante de Felipe VI que se vendía en ARCO


La polémica escultura de casi cinco metros de altura del rey Felipe VI que los artistas Santiago Sierra y Eugenio Merinopresentaron en 2019 en la feria ARCO ha ardido finalmente este lunes en Berga (Barcelona).

Se trataba de un ninot -ese era su título- que se vendía por 200.000 euros y que, por contrato, debía quemar el comprador en el plazo de un año; en diciembre de 2019, sin embargo, la obra aún esperaba a que alguien se interesara por ella en un almacén de una empresa especializada.

Según el estudio de Sierra, preguntaron por la escultura desde «Europa y Sudamérica», pero también lo hizo un coleccionista español, aunque no se supo más sobre él. La voluntad de la galería Prometeo, que se encargó entonces del montaje, era que la quema se produjera «fuera de España».

Este martes, Día de la Fiesta Nacional, el estudio Santiago Sierra ha difundido un vídeo en YouTube en el que se muestra cómo arde la escultura, que estaba hecha de cera, resinas, madera, tela y pelo natural. De ella ha quedado una «calavera ignífuga» y las cenizas.

En la nota que acompaña al vídeo no se aclara si hubo comprador o si la han quemado los propios autores, aunque todo indica que ha sido así. Sí se explica que cualquier «coleccionista» puede comprar el «material fotográfico de la quema y un vídeo», además de «la calavera, las cenizas y las fotografías».

El objetivo de los artistas era expresar «los sueños y los deseos de gran parte de la población de deshacerse de una institución caduca».



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook