Así son las apps de rastreo de contactos COVID en diferentes países europeos


El despliegue de aplicaciones destinadas a rastrear los contactos entre la población para controlar si hemos estado cerca de una persona positivo en COVID-19 tuvo mucho ‘hype’ en los momentos iniciales de la pandemia, pero lo cierto es que la expectación se ha ido disipando conforme pasaban los meses.

Es importante destacar, sin embargo, que esta es una herramienta más para luchar contra la expansión del coronavirus y por lo tanto no debería desdeñarse con tanta facilidad y rapidez.

Lamentablemente, ya sea por miedo a un seguimiento y control gubernamental -que no existe- o por desconocimiento, la realidad es que el alcance de estas apps no ha sido hasta ahora muy exitoso en la mayoría de los casos: según Europa Press, el 86% de la población española cuenta con un smartphone, pero de estos solo el 9,9% ha descargado la aplicación de rastreo Radar COVID, que es la desarrollada en España.

Otros países europeos han logrado un mayor impacto, como Irlanda, que ha alcanzado el 26% de penetración, o Alemania, con el 20,2%. Son muchos los estados que han puesto en marcha este tipo de apps, que avisan a los usuarios si han estado en contacto estrecho con otra persona que tenga la aplicación que haya dado positivo en COVID-19.

Gráfica sobre los resultados de las apps de rastreo en algunos países europeos.
Gráfica sobre los resultados de las apps de rastreo en algunos países europeos.
Selectra

Como se puede ver en la gráfica, España está a la cola pero no es la última: ya en junio hablamos del fracaso total al que se estaba enfrentado la app de rastreo francesa, entonces con solo un 2,7% de acogida y casi medio millón de desinstalaciones en 3 semanas. Mucho no ha mejorado el panorama para nuestros vecinos y actualmente tiene un escaso 3,5% de descargas, a pesar de ser uno de los países europeos al que más está afectando esta segunda ola.

¿Cómo funcionan estas apps?

Probablemente serás ya un experto en su funcionamiento, pero por si te has quedado rezagado en las noticias -o por si has estado metido en una cueva sin conexión a internet los últimos meses-, te recordamos el mecanismo detrás de las aplicaciones de rastreo de contactos.

El sistema te avisaría si has estado en contacto con un positivo en COVID-19.

Immuni en Italia, StopCovid en Francia, Radar COVID en España, Corona-Warn-App en Alemania, NHS COVID-19 en el Reino Unido, StayAway Covid en Portugal, Stopp Corona en Austria, COVID Tracker en Irlanda… diferentes nombres, diferentes programadores, diferentes fechas de lanzamiento, diferente presupuesto asignado y diferente tasa de penetración, pero, en esencia, la misma función: todas son aplicaciones que permiten rastrear contactos aleatorios con personas que más tarde dan positivo en COVID-19; personas que no se conocen pero que, por casualidad, tuvieron un contacto cercano, por ejemplo, en el transporte público o en la cola del supermercado.

Así lo explican desde Selectra: “Los dispositivos móviles se ‘comunican’ intercambiando códigos aleatorios especiales y ‘recuerdan’ los encuentros, alertando en caso de contacto, durante no menos de 15 minutos en un espacio cercano, con un usuario que más tarde se comprobó que era positivo. En todos los casos, la información sobre un caso positivo debe ser introducida manualmente por el propio usuario, ya que no es compartida automáticamente por una institución médica o gubernamental”.

La UE dice estar preocupada por la privacidad de los ciudadanos.

Todas las aplicaciones de rastreo se basan en la tecnología Bluetooth para rastrear contactos entre teléfonos móviles y lo hacen sin compartir datos personales, son de alcance nacional, gratuitas y desarrolladas o promovidas por el Gobierno. Ahora, además, gracias al sistema Gateway -que actúa de interfaz de conexión entre aparatos- las apps de los diferentes países pronto podrán empezar a ‘comunicarse’ entre ellas.

Misma tecnología, diferente acogida

A pesar de sus similitudes, como vemos las aplicaciones han tenido una acogida y un uso muy diferente en los países europeos, con unos números de descarga muy desiguales. Selectra -compañía que ayuda a los clientes a comparar y elegir las mejores tarifas y soluciones para la conectividad de teléfonos móviles y fijos- ha elaborado un análisis internacional.

  • Reino Unido y Bélgica: los recién llegados
Anunciaron a principios de abril que iban a trabajar juntas en un sistema de rastreo para lucha contra el coronavirus.

La aplicación COVID-19 desarrollada por el sistema de salud pública del Reino Unido es una de las aplicaciones más nuevas. El 24 de septiembre fue su debut oficial y, en tan sólo unos días, ya era una de las apps más descargadas: solo el primer día obtuvo seis millones de descargas -el 9% de la población- y tres días después este número alcanzó los 12,5 millones de personas -casi el 19% de la población-. Calificada con un 4,8 sobre 5 en la Apple Store y disponible en 10 idiomas, la app ofrece más funcionalidades que las aplicaciones de otros países.

Además de rastrear los contactos directos, también permite ver el riesgo actual en cada área local, monitoriza los lugares en los que estuvo un usuario que luego reportó un brote, revisa los síntomas, permite coger citas para una prueba gratuita si es necesario, obtiene los resultados de las pruebas y cuenta los días que quedan de confinamiento a las personas que den positivo. La aplicación no recoge los datos personales, salvo el código postal, el cual hay que introducir mientras se realiza el registro en la app.

El Coronalert de Bélgica es una app aún más reciente. Basado en el Corona-Warn-App alemán, fue lanzada el 30 de septiembre y, al igual que su homónimo germano, también ha mostrado un nivel de descargas aceptable, con más del 5% de los belgas instalándola en su teléfono en sólo un par de días.

  • Alemania e Irlanda: récord de descargas
Corona-Warn-App está disponible desde el pasado 17 de junio

En Alemania, la aplicación Corona-Warn-App ha sido desarrollada por el instituto gubernamental Robert Koch-Institut y fue lanzada a mediados de junio. La app ya ha sido descargada por casi el 22% de la población, lo que supone una de las mayores tasas de penetración entre las aplicaciones examinadas. También goza de una calificación de 4,4 sobre 5 basada en un total de casi 50.000 reseñas. Después del pico inicial de descargas, ha entrado en una fase más ‘plana’, cada vez con menos gente instalándola en sus teléfonos móviles.

En Irlanda, la app COVID Tracker, lanzada a mediados del verano y calificada con 4,3 sobre 5, permite compartir voluntariamente muchos datos personales, como el sexo, la edad, la ciudad e incluso el número de móvil y la dirección IP. Asimismo, la aplicación está disponible en siete idiomas, incluido el inglés, y ya ha sido descargada por el 26% de la población.

  • España y Portugal: al ritmo de las demás
Una persona hace uso desde su teléfono móvil de la aplicación móvil que desarrolla el Gobierno de rastreo 'Radar COVID'

El despliegue total en España de Radar COVID fue solo hace un par de semanas, concretamente el 15 de septiembre, a pesar de que la versión beta estuvo disponible ya el 29 de junio. La aplicación ha sido descargada por casi el 10% de la población. A pesar de la modesta apreciación por parte de los usuarios -tiene una puntuación media entre 3,2 y 3,6 sobre 5, la más baja de la lista- desde finales de septiembre la aplicación se encuentra incluida en los sistemas operativos iOS y Android por defecto, por lo que ya no necesita ser descargada.

La aplicación de Portugal, StayAway Covid, clasificada con un 4,2 en la App Store y 3,7 en Google Play, fue estrenada el 1 de septiembre. Ha sido descargada por casi el 12% de la población -1,26 millones de personas- y más de un centenar de personas infectadas con la Covid-19 ya han informado de sus condiciones de salud en la aplicación.

  • Italia: el Gobierno está pidiendo a la población que la descargue
Una pareja se fotografía frente a la Fontana di Trevi, en Roma.

En Italia, el primer ministro hizo un llamamiento a nivel nacional en el que pedía a los medios de comunicación promover la instalación de la app Immuni, que ya ha sido descargada más de 350.000 veces sólo en el primer fin de semana de octubre. Para el presidente, es una “obligación moral” descargarla. La tasa de penetración de la aplicación, descargada actualmente por el 12% de la población entre 14 y 75 años, todavía está lejos del objetivo del 60%, que, según las autoridades nacionales, es necesario para su funcionamiento eficiente.

  • Austria: únicamente un 11% la ha descargado en los 6 meses que lleva en activo

En el caso de Austria, la aplicación Stopp Corona, desarrollada por la Cruz Roja Austriaca y Accenture, fue lanzada el 25 de marzo de 2020. Esta funciona gracias a la combinación de dos claves -una TEK (clave de exposición temporal) y una RPI (identificador de proximidad rodante)-que impiden cualquier transferencia o reconocimiento de datos personales. En más de seis meses desde su lanzamiento, solo ha sido descargada 1 millón de veces, lo que significa que ha sido instalada por el 11% de toda la población austriaca.

  • Francia: escepticismo ante la aplicación
el secretario de Estado para el Sector Digital en Francia, Cédric O

A pesar de que fue uno de los primeros países en poner la aplicación a disposición para su descarga -en junio-, Franciasigue contando con la tasa más baja de descarga entre los países involucrados en el informe, con apenas un 3,5%. La desconfianza general hacia la aplicación tiene su explicación en el temor a una posible fuga de datos personales, algo extendido incluso entre la élite política. Tanto es así que, hace unos días el primer ministro francés dijo a la prensa que no se había descargado la aplicación.

En línea general, aún es pronto para evaluar la eficacia de estas apps de rastreo. Habrá que seguir esperando un poco más para conocer si realmente estas aplicaciones son lo suficientemente utilizadas por la población para conseguir evitar, en la medida de lo posible, la propagación del virus.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook