Después de las sospechas iniciales que levantó Jesús Calleja, ahora es el madrileño el que ha admitido que, a toro pasado, sí cuadran los síntomas que vio con gente cercana a él con lo que ahora se ha descubierto como el COVID-19.

«Parece ser que hubo bastantes mecánicos que pasaron por lo que parecía una enfermedad que no sabían que era. Yo tengo un amigo que es mecánico que, el día de descanso, le tuvieron que ingresar con una neumonía y estuvo toda la segunda semana del rally ingresado en Riad. Y luego se tuvo que quedar una semana más, con respirador. No cabe la menor duda de que era un coronavirus como un piano de cola«, opinó el piloto de rallies en ‘El Larguero’ de la SER.

En este sentido, apunta a que el factor de asintomatía es algo a tener en cuenta en este momento. «Yo tengo a alguien muy muy cercano y no ha tenido ningún síntoma y ha dado positivo. No sé cuánta gente habrá por el mundo y en España que no sabe que lo tiene o que ha pasado el coronavirus y no se ha enterado», confiesa, antes de zanjarlo: «En el Dakar nos libramos de milagro».

Carlos Sainz

Carlos Sainz se encuentra confinado en su casa de Madrid junto a su familia, entre los que se encuentra su hijo Carlos, piloto de Fórmula 1. El de McLaren tuvo que volver desde Australia tras el positivo de un miembro de su escudería, pero tras someterse a las pruebas, dio negativo.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook