Christian Siriano despide la ‘Fashion Week’ con un desfile desde su casa


La Semana de la Moda de Nueva York se despidió este jueves con la muestra del joven diseñador Christian Siriano que, debido a la pandemia, ha sido una de las pocas presentaciones que se ha producido en persona.

Como el resto de diseñadores, Siriano hizo uso de internet para emitir su desfile desde el jardín de su casa de Connecticut. Los vestidos voluminosos y coloridos compartieron protagonismo con las elegantes mascarillas.

Sin embargo, esta última jornada de la Fashion Week no pudo contar con la presencia de Michael Kors y Marc Jacobs quienes, en ocasiones anteriores, se habían encargado de abrir y cerrar la jornada. En su lugar, el evento contó con marcas como Oqliq, Tanya Taylor, Christian Cowan o Theophilo.

Como era de esperar, la Covid-19 ha privado a la gran fiesta de la moda neoyoquina de sus glamurosos espectáculos y, en su sede oficial de Spring Studios, solamente se ha podido hacer uso de la azotea donde apenas se han realizado presentaciones que un público reducido ha podido disfrutar respetando las medidas de seguridad y portando mascarillas.

El ejemplo más claro se dio cuando el modista taiwanés Jason Wu mostró sus creaciones en esta azotea frente a un gran número de plantas, pero una reducida audiencia en comparación con el medio millar de personas que acudieron otros años.

Asimismo, la entrada del edificio, donde los protagonistas posaban habitualmente ante los fotógrafos, se ha visto completamente vacía a excepción de un cartel de agradecimiento a los «trabajadores esenciales de primera línea, los diseñadores de moda que han producido material de protección y los neoyorquinos que se han quedado en casa».

Ante esta situación, firmas como Monse, Bronx and Banco, Rebecca Minkoff, Laquan Smith o RVNG han apostado por emitir sus desfiles en directo y publicar fotografías y vídeos a través de la plataforma RUNWAY360, creada por el Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos.

Con el objetivo de aportar algo de frescura a esta inusual Fashion Week, se han programado diversas charlas sobre la situación del sector. Uno de estos coloquios contará con la presencia de las diseñadoras Abrima Erwiah y Rosario Dawson que busca empoderar a las mujeres a través de su marca ‘Studio One Eighty Nine’. Erwiah, por su parte, se ha convertido en una de las protagonistas de la Semana de la Moda por impulsar la iniciativa ‘Fashion Our Future‘ (Diseña nuestro futuro) con la que ha conseguido que firmas de moda se impliquen en el proceso democrático de cara a los comicios del 3 de noviembre en los que Donald Trump aspira a la reelección.

Por último, el premio anual de la CFDA ha sido otorgado a la modista Gabriela Hearst, también a través de internet y prescindiendo de la glamurosa gala.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook