Cierre de oficinas y comercios produce una baja en la demanda de energía en el país


La demanda de energía ha disminuido unos 500 megavatios durante las últimas semanas, atribuido en parte a que las oficinas públicas y la mayoría de los comercios permanecen cerrados o disminuyeron las horas de servicios.

Es en estos lugares donde se consume la mayor cantidad de energía por el uso de acondicionadores de aire y sistemas de refrigeración.

Aunque mucha de la fuerza laboral del país se ha trasladado a sus casas para hacer sus funciones bajo la modalidad de teletrabajo, el requerimiento de energía ha sido inferior, según las mediciones del Centro Nacional de Despacho.

Desde la semana pasada la demanda de energía, o potencia requerida, para que funcionen todos los equipos eléctricos del país, se mantuvo por debajo de los mil 400 megavatios, mientras que las semanas de febrero superó los mil 900 megavatios, según las mediciones del Centro Nacional de Despacho.

Se calcula que un 60% de la energía que se consume en el país va destinada a acondicionadores de aire y refrigeración.

Aunque en las residencias se utilizan acondicionadores de aire, el 70% de los clientes de las empresas distribuidoras -unos 770 mil- son aquellos que consumen menos de 300 kilovatios hora al mes, lo que significa que muy pocos utilizan esos aparatos.

Además de la disminución de la demanda, también ha habido una caída en el consumo o cantidad de energía que se utilizó en marzo, desde que se reportó el primer caso de coronavirus en Panamá, según un informe de la Secretaría Nacional de Energía.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook