Cinco beneficios que pasear al aire libre tiene para tu salud (y la de toda la familia)


A pesar de las lluvias de los últimos días, la llegada de la primavera, el buen tiempo y el aumento de las horas de luz invitan más que nunca a salir a pasear al aire libre. Ya sea en el parque más cercano a casa o en alguna zona verde dentro de la propia provincia, disfrutar de un tiempo rodeado de naturaleza tiene múltiples beneficios para la salud de toda la familia.

El primero y más importante es la realización de ejercicio físico: andar, correr o ir en bici son algunos de los deportes que recomienda la Organización Mundial para seguir unos hábitos saludables y mantenerse sano, tres opciones perfectas para practicar al exterior. Además del estado físico, pasear al aire libre contribuye puede mejorar otras cuestiones de salud, desde la salud mental a la miopía. 

Reduce la miopía: un estudio de la Universidad Sun Yat-sen, en Guangzhou (China), comprobó que los escolares que habían pasado más tiempo al aire libre y expuestos al sol presentaban hasta un 30% menos de casos de miopía que los que pasaban más horas en espacios cerrados.

•Ayuda a dormir mejor: cuando se camina se libera serotonina, un neurotransmisor que ayuda a la producción de melatonina, hormona que regula los ciclos de sueños. Además, este neurotransmisor interviene también en el control del estrés.

•Mejora los niveles de vitamina D: la vitamina D es clave para un buen desarrollo del cerebro, y una de la mejor manera de obtenerla es a través de los rayos ultravioleta del sol. Eso sí, no hay que olvidarse de la protección solar.

•Reduce el riesgo de Alzheimer: otro estudio realizado por la Universidad de Virginia (EE.UU.) encontró que los hombres de 71 a 93 años de edad que caminaban un cuarto de milla diaria tenían un 50% menos de riesgo de sufrir Alzheimer, comparado con aquellos hombres de la misma edad que no caminaban.

•Aumenta las defensas: caminar estimula el sistema circulatorio, pero también la formación de glóbulos rojos y blancos, principales defensores de nuestro sistema inmunitario. Un estudio de Harvard asegura que aquellas personas que caminan 20 minutos al día durante 5 días a la semana padecían un 43% menos de resfriados y gripe que aquellos que no andaban nada. Además, en caso de sufrir una enfermedad, la duración de los síntomas también era mucho más corta en aquellos que caminaban diariamente al aire libre.

Suscríbete a la newsletter de 20Minutos para recibir más información y planes con niños.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook