Cinco consejos para reducir la ansiedad que puede generar la vuelta al gimnasio


Tras una larga temporada de entrenamientos y vídeos de fitness en casa para afrontar el confinamiento y mucho ejercicio al aire libre durante la desescalada ha llegado el momento de volver a los gimnasios. Todos ellos han procedido a la reapertura siguiendo los correspondientes protocolos e implantando numerosas medidas de seguridad – control de aforo, mayor separación entre aparatos, gel desinfectante en la entrada y diferentes salas, carteles indicativos con las normas para la nueva normalidad…- pero aún así los usuarios se enfrentan a una situación excepcional que puede provocarles mucha ansiedad.

¿Qué hacer si apetece volver al gimnasio y retomar las antiguas rutinas de ejercicio pero a la vez esto nos genera pensamientos negativos, estrés y un cierto reparo? “En psicología siempre tratamos de trabajar con el acercamiento gradual hacia el objetivo definitivo. Así manejamos las reacciones emocionales, el miedo o la ansiedad y conseguimos que se puedan ir trabajando poco a poco para evitar que se produzca un desborde de los sentimientos que pueda dar lugar a bloqueos o reacciones de aversión a la situación, por lo que adoptar un enfoque gradual para la vuelta al gimnasio puede ser una propuesta interesante”, señala Aída Rubio, psicóloga sanitaria y coordinadora del equipo de psicólogos de TherapyChat.

A su vez, el equipo de psicólogos de esta plataforma especializada en psicología online – fundada en 2016 y que ha atendido hasta la fecha las demandas de más de 200.000 personas-, ofrece cinco consejos a todos los usuarios del gym que pueden ayudarles a controlar estos pensamientos y hacer más fácil la vuelta a la rutina de ejercicio:

Escribir lo que se nos pasa por la cabeza sobre la vuelta al gimnasio

“Antes de afrontar tu vuelta al gimnasio y sobre todo si te preocupa que este hecho te vaya a generar pensamientos negativos, un buen primer paso es escribir lo que se te pasa por la cabeza cuando piensas en ello”, dicen. De esta manera, según explican, empezaremos a aportar orden y control a los pensamientos sobre esta vuelta y, sobre todo, podremos empezar a releerlos y a analizarlos.

Visualizarse

El siguiente paso nos va a facilitar adaptarnos a las nuevas circunstancias. Se trata de visualizarse en el gimnasio e intentar proyectar mentalmente cómo va a cambiar la rutina y comportamiento para asumir las nuevas normas. “Por supuesto, en este sentido te vendrá bien conocer las medidas sanitarias que ha puesto en marcha tu gimnasio para así ajustar tus expectativas” señalan. De esta manera se puede evitar la anticipación de pensamientos negativos que no se basan en hechos reales.

Empezar de forma progresiva

Los expertos aseguran que es importante, para facilitar la adaptación y vuelta al gimnasio, hacerlo de forma gradual. Para ello, se pueden identificar aquellos ejercicios de la rutina que se pueden hacer en el interior del gimnasio ajustándose a un tiempo limitado y complementando el resto de la rutina con ejercicios en el exterior. “Si haces, por ejemplo, un primer día con solo 10 minutos de gimnasio, te parecerá muy poco tiempo, pero te servirá para desterrar imágenes mentales que te habías generado y que te habían podido ocasionar estrés y ansiedad y que, in situ, has podido comprobar que no tienen nada que ver con la realidad”.

Evaluarse a uno mismo

Ciclistas en un parque

Resulta fundamental, después de cada sesión que se vaya haciendo en el gimnasio, hacer un pequeño repaso mental de cómo nos hemos sentido. Los terapeutas señalan que “si tras los 10 minutos del primer día, no has sentido ansiedad y has tenido emociones manejables, entonces estarás en disposición de aumentar tu tiempo de entrenamiento en el gimnasio«.

Aumentar progresivamente la duración de la rutina

Si tras las primera sesión sentimos que las emociones son manejables, lo ideal es ir aumentando el tiempo en el gimnasio de forma progresiva, para seguir contribuyendo a que el estrés o la ansiedad no aparezcan y que las emociones sigan siendo controlables. “Si haces esto, aunque creas que estés perdiendo algunos días de rutina de ejercicio, en realidad, estarás afianzando tu vuelta al gimnasio”, aseguran desde TherapyChat.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook