«Claramente pasaron cosas que desconocemos»


El presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó, en referencia a la gestión de la crisis del coronavirus en China, que en el país asiático «claramente han sucedido cosas que desconocemos». «No seamos tan ingenuos como para decir que lo han hecho mucho mejor», añadió el mandatario, en una entrevista concedida al diario Financial Times, y publicada este jueves.

Preguntado por si los «esfuerzos erráticos» de otros países para frenar la pandemia de COVID-19 habían expuesto «las debilidades de las democracias occidentales» y resaltado «las ventajas de gobiernos autoritarios como China», Macron afirma que no pueden establecerse comparaciones entre países donde la información fluye libremente y los ciudadanos pueden criticar a sus gobiernos, y aquellos donde se ha «suprimido la verdad».

«Dadas estas diferencias, las decisiones tomadas, y lo que China es hoy, lo cual respeto, no seamos tan ingenuos como para decir que lo han hecho mucho mejor», afirma. «No lo sabemos, claramente han sucedido cosas que desconocemos», añade.

En la entrevista, Macron repasa, además de la crisis del coronavirus, otros asuntos de interés internacional, como el futuro de la Unión Europea, la guerra comercial que mantienen Estados Unidos y la propia China, o la emergencia climática.

El presidente francés cree que la crisis del coronavirus ha provocado una situación «impensable» hasta ahora, cuando «todos afrontamos la profunda necesidad de inventar algo nuevo».

Entre sus planes para el bloque comunitario, ha hablado en las últimas semanas sobre la necesidad de establecer un fondo de emergencia para ayudar a los países más afectados por la pandemia, como Italia o España, a pesar de las reticencias de algunos socios del norte de Europa.

También ha abogado, recuerda el Financial Times, por que los países más ricos concedan una moratoria en los pagos de deudas bilaterales o multilaterales en África.

No obstante, este medio considera que Macron presenta ahora, de «manera inusual», dudas al respecto, a tenor de sus respuestas.

«Un cambio existencial»

«No sé si estamos al comienzo o a la mitad de esta crisis, nadie lo sabe. Hay mucha incertidumbre y eso nos hace más humildes», expone el presidente francés.

Por ello, el diario subraya que Macron ha reconocido fallos logísticos en su respuesta al coronavirus, lo que ha privado a los profesionales sanitarios y otros trabajadores esenciales de equipos de protección personal.

En este sentido, el inquilino del Elíseo, de 42 años, opina, según este medio, que la pandemia de coronavirus podría ser el catalizador de un cambio existencial para la humanidad que modificará la naturaleza de la globalización y la estructura del capitalismo.

Tareas de desinfección en el aeropuerto de Brasilia (Brasil).

«Creo que es un shock antropológico. Hemos parado a medio planeta para salvar vidas, no hay precedentes de ello en nuestra historia. Pero cambiará la naturaleza de la globalización, con la que hemos vivido durante los últimos 40 años», dice Macron. «Durante ese tiempo», prosigue, «tuvimos la impresión» de que «no había fronteras», de que «todo giraba en torno a la circulación y acumulación cada vez más veloz».

«Se produjeron avances reales -reconoce-. Nos libramos de los totalitarios, cayó el Muro de Berlín hace 30 años y, con altibajos, eso sacó a millones de personas de la pobreza».

Sin embargo, advierte de que, en los «últimos años», ese mismo sistema ha «aumentado las desigualdades en los países desarrollados».

«Estaba claro que ese tipo de globalización estaba llegando al final de su ciclo, estaba socavando la democracia».



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook