¿Cómo aprovechar la piel de los cítricos como cosméticos?


Aunque el principal uso de los cítricos se da en la cocina para elaborar numerosas recetas, su cáscara también se puede utilizar como ingrediente casero para su uso como cosmético. 

Este uso es debido a que la piel de los cítricos, al igual que la de otras frutas, tiene también vitaminas y nutrientes que pueden ayudar, por ejemplo, a la piel o el cabello. Sin embargo, es recomendable que los cítricos provengan de un cultivo propio o sean ecológicos, para evitar productos químicos en la cáscara.

¿Qué usos cosméticos tienen los cítricos?

En primer lugar, desde el canal de YouTube de Atrévete con Ana, se explica cómo elaborar polvo de naranja con la cáscara para enriquecer las cremas, los champús, geles, acondicionadores y otros productos. 

Con este polvo de naranja se va a aprovechar la vitamina A, el potasio, el calcio o la vitamina C presente en la cáscara de la naranja. Hacerlo es muy sencillo y ya que solo hay que seguir estos pasos: 

  1. Lavar las naranjas. 
  2. Introducirlas en agua con bicarbonato y vinagre y dejarlas durante dos horas.
  3. Secar las naranjas.
  4. Cortar en tiras muy finas la cáscara de la naranja. 
  5. Poner las tiras sobre una bandeja, separadas para que se aireen. 
  6. Deshidratar las tiras de cáscara de naranja con una deshidratadora o en un lugar aireado sin sol directo durante varios días.
  7. Una vez secas, se pulverizan las tiras con una batidora o con un robot de cocina. 

El polvo resultante de la cáscara de naranja se puede utilizar para macerar aceite de oliva, que se puede usar para hacer jabones o como loción hidratante para el pelo o la piel. También se puede añadir a diferentes cosméticos como, por ejemplo, cremas de cara y cuerpo, champús u otros productos del cuidado de la piel y el cabello. 

Por otro lado, la piel de los cítricos se puede utilizar para otros usos también relacionados con el mundo de la cosmética, como los que propone Mejor con Salud:

  1. Exfoliate: se puede hacer un exfoliante natural con la mezcla de azúcar o sal marina, ralladura de piel de limón y aceite de oliva o de almendra, en caso de tener la piel seca, o de aloe vera, en caso de tenerla grasa. 
  2. Desodorante: licuando las peladuras de los cítricos se obtiene el jugo, que se puede emplear como desodorante natural 
  3. Jabón: las ralladuras de cítricos se pueden usar para hacer jabón natural muy aromático. 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook