Cómo elegir el tipo de interés que más te conviene ahora que el euríbor está en mínimos y que los bancos sacan ofertas


El euríbor  ha recuperado definitivamente la senda bajista. A falta de tres cotizaciones para acabar el mes, la media de agosto se sitúa en el 0,356%, lo que supone haber vuelto a mínimos de hace un año. Con esta, el índice encadenará tres caídas consecutivas mensuales en un año caracterizado por sus continuos vaivenes, motivados por el Covid-19, que hizo aumentar a la cotización en marzo.

Sin embargo, la pequeña cadena alcista fue modificada en junio a consecuencia del anuncio de ampliación del programa especial que el BCE puso en marcha contra la pandemia. Y la expectativa es que la política monetaria del organismo siga siendo muy acomodaticia durante mucho tiempo. Al disponer de más liquidez, los bancos limitan sus reticencias a prestarse dinero entre sí, lo que termina relajando el euríbor, que no es otra cosa que el tipo de interés al que se prestan dinero las entidades financieras. Por ello, lo que pase con el indicador va a depender de cuánto tarde en constatarse una recuperación económica y de cómo de acelerada sea esta, ya que a su vez de ello dependerán las decisiones del BCE y por consiguiente las de las entidades bancarias.

Las previsiones de los expertos son que el indicativo no sufra subidas significativas antes de 2022. Ante esta perspectiva, y ante la estrategia de muchas entidades de ofrecer préstamos hipotecarios muy baratos, con intereses variables con diferenciales desde el 0,69% y con tipos fijo que, bien negociados, pueden llegar a ser del 1%, ¿qué tipo de interés conviene más elegir?

Hipoteca variable

El interés de una hipoteca variable se calcula sumando un diferencial (que siempre es una cifra fija) al valor de un índice de referencia, que por lo general es el euríbor. Como desde hace varios años este indicador cotiza en negativo, el tipo de interés aplicado a los préstamos son muy bajos y en consecuencia las cuotas son más asequibles. Eso si, si el euríbor, algo que sucederá seguro, las cuotas también subirán.

Por ello, es conveniente realizar un ejercicio de previsión en el que calculemos en cuánto se quedaría nuestra cuota si el euríbor sube al 1%, al 2% o al 3%. En Finect contamos con una calculadora que te ayudará a hacerlo.

¿Hipoteca a tipo fijo o a tipo variable?:

Hipoteca fija

Las hipotecas fijas, como su nombre indica, tienen un interés que se mantiene constante durante todo el plazo. Por lo tanto, las cuotas siempre son las mismas. Aunque lo cierto es que, en los contratos vinculados con productos o condiciones si se incumplen o se prescinde de alguno de ellos, si puede subir. Por ello, es conveniente firmar hipotecas fijas sin vinculaciones por mínimas que puedan parecer. Por ejemplo, si a la larga cambiamos de seguro de hogar –uno de los productos con los que más se vinculan las hipotecas- o trasladamos la nómina de banco y están vinculados a nuestro contrato, el tipo de interés aumentará automáticamente.

De todas formas, las hipotecas fijas son la opción más estable, ya que permiten pagar la misma mensualidad al principio que al final del contrato. Eso sí, los tipos de interés fijo siempre son más altos que los variables, aunque lo cierto es que las entidades bancarias están protagonizando una guerra comercial que sitúa a algunas ofertas entorno al 1%, un tipo muy a tener en cuenta, sobre todo a plazos largos en los que resulta muy complicado averiguar como vas a fluctuar el euríbor.

Hipoteca mixta

Las hipotecas mixtas combinan las dos alternativas anteriores. Los primeros años (entre tres y 20 años) el contrato está sujeto a un tipo fijo, mientras que los siguientes serán variables. Esta opción permite disfrutar de una estabilidad los primeros años de hipoteca. Además, el tipo de interés suele ser más bajo que la opción fija.

Lo cierto, es que dado que el euríbor se encuentra actualmente en mínimos, lo más probable es que cuando terminemos de pagar las cuotas a tipo fijo, el variable haya subido y en el cómputo total, la opción mixta no convenga tanto como las otras alternativas.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook