Con menos dinero del previsto, Trump relanza su propuesta para 2020: “Terminemos el muro”


“Necesitamos el muro y tiene que ser construido y queremos construirlo rápido”, repitió el presidente Donald Trump ante miles de seguidores que lo acompañeron este lunes por la noche en su primer evento político del año, realizado en el coliseo El Paso County, a menos de una milla de la valla que separa Estados Unidos y México, en la ciudad fronteriza de El Paso, en Texas.

“Probablemente tengamos buenas noticias, pero quién sabe”, dijo Trump durante su discurso, en referencia al “acuerdo de principios” al que llegaron republicanos y demócratas, y cuyos detalles se darán a conocer este martes.

Y cuando el auditorio coreaba el lema de la campaña de 2016, “Construyan el muro” (“Build that wall”), Trump los corrigió, diciéndoles que el nuevo lema de la campaña de 2020 desde ahora será: “Terminemos el muro” (Finish the wall).

Aunque Donald Trump no ha dejado de hacer campaña desde que fue investido presidente en 2017, este es el primer mitin político que realiza desde las elecciones de mitad de periodo de noviembre, en las que su partido perdió la mayoría en la Cámara de Representantes.

Además de pedir apoyos para su reelección en 2020, el presidente volvió a usar a la ciudad texana de ejemplo de por qué los muros funcionan, en un intento de seguir presionando al Congreso para la aprobación de fondos para la seguridad fronteriza.

Pero en la ciudad fronteriza de El Paso, un grupo de organizaciones sumó fuerzas para pararle los pies al presidente: a poco más de una milla de donde Trump habló ante sus seguidores, la ‘Marcha por la verdad: paren en muro, paren las mentiras’ le pidió al presidente que no mienta sobre la frontera para sacar provecho político.

“La fijación de Trump con el muro y las distorsiones de la vida en El Paso son inaceptables”, escribieron los organizadores de la marcha en la convocatoria del evento en Facebook, haciéndose eco de la protesta surgida la semana pasada cunado el presidente usó en el discurso del Estado de la Unión el falso argumento de que El Paso era una ciudad “muy peligrosa” hasta que se construyó el muro para separarlo de la vecina Ciudad Juárez.

“Los que somos de El Paso estamos muy orgullosos de nuestra casa. Vivimos en una comunidad próspera y segura que da la bienvenida a los inmigrantes y a la gente de todos los orígenes. Con más de 800,000 habitantes, El Paso se siente todavía como ‘la pequeña ciudad estadounidense más grande’, donde dos culturas ricas y diversas se unen: una mezcla de Mexico y los Estados Unidos donde la mayoría habla Spanglish”, afirmó Fernando Garcia, de Border Network for Human Rights (BNHR), una de las organizaciones que convocaron la protesta.

¿Beto 2020?

Pese a haber sido organizada por diversas ONGs de la ciudad que pidieron a los ciudadanos que quisieran sumarse que acudieran vezstidos de blanco, la marcha tuvo un componente político: allí estuvieron, entre otros, la congresista demócrata Veronica Escobar y el excongresista Beto O’Rourke.

Originario de El Paso, O’Rourke perdió en las elecciones de mitad de periodo de noviembre frente al senador Ted Cruz en una estrecha contienda que le sirvió para ganar popularidad a nivel nacional y por la que ahora suena como posible precandidato demócrata para las elecciones de 2020, algo que no ha descartado.

El político demócrata anunció el pasado viernes que estaría en la marcha de este lunes y, en un video que publicó las redes sociales en el que aparece junto a Molly, una de sus hijas, invitó a la población a ir a la protesta para “superar las mentiras y el odio con la verdad y una visión de futuro desde la frontera entre Estados Unidos y México”.

“Los ojos del país están en El Paso y vamos a contar nuestra historia. Únanse a nosotros el lunes”, animó el político demócrata, que en su campaña por el Senado puso el foco en la seguridad de la ciudad y la necesidad de una reforma migratoria integral, entre otros aspectos.

En declaraciones a El Paso Times, O’Rourke aseguró que veía en el acto de campaña de Trump de este lunes una oportunidad de que la gente de la ciudad tome control de la narrativa de lo que se dice sobre ella.

“Creo que la decisión del presidente de enfocarse en El Paso y su demonización horrible de los inmigrantes, específicamente de los mexicanos, y su deseo de que le tengamos miedo a la frontera puede jugar a nuestro favor”, le dijo a ese diario. “Nos está dando la oportunidad de contar nuestra historia y la vamos a usar a nuestro favor”, aseguró.

El político demócrata quiere aprovechar la visibilidad que le da el evento de Trump para promover sus ideas y, aunque aún es pronto para imaginarse un posible enfrentamiento entre ambos en la campaña de 2020, los seguidores de O’Rourke no pierden la oportunidad para pedirle que presente su candidatura:

Pero más allá de los efectos que el evento de Trump y la contraprotesta en la que participa O’Rourke puedan tener de cara a la campaña de 2020, este lunes el debate sobre la efectividad del muro se trasladó de los pasillos del Capitolio en Washington DC a menos de una milla de la frontera, donde las comunidades conocen de primera mano la migración y los intercambios con México.

📷Los rostros de Améxica: la vida en el límite entre México y Estados Unidos

Loading

Cargando galería



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook