¿Con qué tipo de lector te identificas?


Cada año, el 23 de abril, la tradición llena las ciudades de flores y libros. Aunque este 2020 el Día del Libro vaya a ser diferente, sigue siendo un día para hacer un homenaje a autores y lectores, a libros e historias que enriquecen nuestra cultura y nuestra Historia.

Y, hablando de lectores: ¿eres de los que abandonan libros o de los que no dejan de leer hasta que llegan al punto final? ¿De los que prestan los libros desinteresadamente o de los recelosos que no confían en que vuelvan? ¿De los que lo máximo que leen son los resúmenes de los estrenos de series en plataformas de streaming o de los que prefiere un buen libro antes que ver nada en la televisión? ¿De los que necesitan un tiempo para recuperarse al terminar una historia o del que coge un nuevo libro mientras deja el anterior? Seas como seas, seguro que encajas en un perfil de lector. Hemos preparado esta lista en clave de humor como homenaje a todos los lectores en este día. ¿Te identificas con alguno?

Tipos de lectores

El perro del hortelano: lleva siglos con el mismo libro encima de la mesilla. Un día lo empezó, lo retomó meses después y volvió a acabar en la mesilla. Si le pides el libro prestado no te lo deja porque se lo está leyendo.

Dora la exploradora: tiene todos empezados y ninguno acabado. No es que se canse, es que al principio todos le parecen fascinantes y no consigue centrarse en uno solo.

El multitasking: lee cuatro libros a la vez de cosas que no tienen nada que ver y consigue enterarse de todos sin mezclar personajes.

El exclusivo: solo lee un tipo de género, el resto no van con él… y no puede evitar ser crítico con ellos.

El amante de los cómics: le molesta que haya gente que no los considera lectura o los etiqueten como libros para niños. Está encantado de debatir por qué las viñetas son tan buenas como cualquier texto corrido (¡o incluso mejores!) para contar una historia.

El Gran Showman: rara vez lee, pero sus redes sociales no dicen lo mismo. En fechas concretas, como el día del libro o el día en que es capaz de terminarse uno (o, al menos, se lo compra), lo recomienda en todos sus perfiles.

La Bella: devora libros continuamente. Se los lleva a todas partes e incluso anda por la calle leyendo. ¡Ojo con las farolas!

La Bestia: tiene los libros llenos de apuntes, garabatos, las esquinas dobladas, subrayados, con manchas de bebidas o peor: perdidos en algún lugar.

El moderno: fan, fan, fan de los libros electrónicos. No está de acuerdo con el antiguo.

El antiguo: dicen cosas como “no hay nada como el olor al abrir un libro” o “yo es que prefiero el papel”. Y tampoco está de acuerdo con el moderno.

El ‘too much busy’: el que no deja de decir que no tiene tiempo y echa de menos leer pero cuando lo tiene lo pasa en Instagram. Ups, eso no es falta de tiempo, es falta de interés.

El detractor: Si le preguntas cuál es el último libro que ha leído probablemente te conteste: “¿Leí… qué? ¿Los ‘posts’ de Facebook cuentan?”

El coleccionista: leer no siempre lee, pero su biblioteca es una oda a la literatura por puro amor al concepto ‘libro’, su estética y todo lo que representa. Es fácil hacerle regalos en su cumpleaños, lo único que tienes que hacer es comprar uno que no tenga ya.

El auténtico amante: se les reconoce por la clásica frase “solo voy a leer hasta el siguiente párrafo” y se acaba el libro. Devoran libros porque para ellos es un auténtico placer.

Si eres de estos últimos, para los que la historia es mucho mejor contada en un libro que en cualquier otro formato audiovisual, aunque este año te hayas quedado sin carpas de libros puedes disfrutar de nueva lectura a través de aplicaciones como Prime Reading o Unlimited Kindle, dos servicios que ofrece Amazon (el primero de ellos, gratuito para clientes Prime), para poder seguir disfrutando de la lectura en casa durante estos días.

¡Únete a nuestra newsletter!

¡No te olvides de apuntarte a nuestra newsletter para no perderte todas las iniciativas e historias de estos días!



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook