Creador de UPAD no será contratado en Casa Amarilla, canciller cancela nombramiento


(CRHoy.com) Las puertas de la Casa Amarilla quedaron cerradas para Luis Salazar Muñoz, el exasesor del presidente Carlos Alvarado y el creador del decreto de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD).

El canciller de la República, Rodolfo Solano Quirós decidió no materializar su nombramiento  y declararlo “inelegible” tras las críticas y cuestionamientos de la oposición cuando CRHoy.com reveló la intención de colocarlo nada más y menos que en la Dirección Jurídica de la Cancillería.

Este lunes 12 de octubre, el canciller Solano resolvió que el nombramiento de Salazar no se materializará porque tiene una causa penal abierta y por ello estimó que incumple lo dispuesto en el artículo 10 inciso g del Reglamento del Concurso de Oposición y el Ingreso a la Carrera del Servicio Exterior, el cual dice que personas con causas penales no pueden ingresar a su año de prueba a la Carrera Diplomática.

El canciller Solano tomó en cuenta para su decisión lo que le indicó la semana anterior la Procuraduría General de la República, en su dictamen C-388-2020 en el que le dice que la decisión de contratar o no a Salazar debía tomarse en la Cancillería, pero que tuviera en cuenta que “se insiste y se reitera que la Administración debe valorar no solo la legalidad del nombramiento, sino su conveniencia en razón del ajuste al interés público y de los imperativos de la función pública, entre los cuales están las exigencias éticas y morales de los aspirantes, para comprobar que cuenten con idoneidad suficiente para el desempeño de sus funciones”.

La decisión del canciller Solano de no nombrar a Salazar Muñoz  consta en la resolución DM-DJ-165-2020, a la cual tuvo acceso CRHoy este martes al medio día y la cual puede ver completa en este enlace RESOLUCIÓN DM-DJ-165-2020 Luis Salazar Muñoz

A la hora de esta publicación no se había logrado conversar con el canciller Solano. El ministro se comprometió a devolver la llamada cuando culminara la sesión del Consejo de Gobierno de este martes.

A Salazar se le intentó nombrar en una plaza con rango de Agregado para que hiciera su año de prueba para ingresar a la carrera diplomática. Su salario iba a sobrepasar el ¢1 millón.

Los diputados cuestionaron que a Salazar se le buscara nombrar en Cancillería mediante el sistema que tanto criticó el Partido Acción Ciudadana (PAC) cuando fue oposición, pero que avala cuando está en el poder: el de la “puerta giratoria”, que consiste en que un funcionario sale por la puerta de atrás de una institución luego de ser cuestionado, pero le buscan acomodo en otro puesto gubernamental para que entre por la puerta del frente, una práctica que se ha vuelto común en la administración Alvarado Quesada.

Hay que mencionar que, la asesora jurídica de la Cancillería, Natalia Córdoba Ulate y la presidenta de la Comisión Calificadora del Servicio Exterior (CCSE), Adriana Solano Laclé aseguraron que no pusieron en aviso a Solano de este polémico nombramiento, a pesar de saber que el beneficiado iba a ser Salazar. 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook