Cristiano: el pulso está de vuelta


Leo Messi ha dejado una absoluta exhibición en el encuentro que el Barcelona ha vencido al Olympique de Lyon por 5-1, que ha permitido al equipo culé meterse en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Quizás no ha sido uno de esos partidos en los que el crack argentino domina constantemente lo que está sucediendo sobre el terreno de juego, pero su capacidad resolutiva ha quedado clara después de marcar dos goles y repartir dos asistencias.

Primero, el argentino hizo el 1-0 al transformar con una bonita panenka el polémico penalti señalado sobre Luis Suárez, pero sobre todo apareciendo en el tramo final del partido, cuando las cosas peor pintaban para el equipo culé después de que el Lyon pusiera el 2-1 en el marcador.

Messi hizo el 3-1 con una maravillosa acción personal, y le regaló el 4-1 a Piqué tras una gran jugada por la banda derecha, y puso un balón de oro a Dembélé para el 5-1 definitivo.

El 10 culé responde con dos tantos y dos pases de gol a la exhibición de Cristiano Ronaldo frente a la Atlético de Madrid, después de que el luso anotase un brillante hat trick en Turín, y parece claro que el pulso entre ambos en la pelea por conseguir esta orejona está más vivo que nunca.





MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook