¿Cuánto necesito ahorrar para pagar la entrada de una vivienda?


Dar el paso de comprar una casa es una decisión muy importante, ya que esta compra va a afectar a la economía propia o familiar durante un largo periodo de tiempo. Así, conviene tener en cuenta una serie de valoraciones antes de comprar la casa. 

Estas valoraciones tienen que ver, sobre todo, con la propia economía, es decir, con la cantidad de dinero que se tenga ahorrado de forma inicial y la estabilidad de la economía familiar a largo plazo, ya que estos factores marcarán si es conveniente o no meterse en una hipoteca. 

¿Cuánto hay que tener ahorrado?

Con la renta media neta que tiene cada hogar, según el INE, 28.417 euros anuales, los españoles podrían destinar de media hasta 829 euros mensuales al pago de la hipoteca, siempre que contarán con unos ahorros de 70.789 euros, por lo que podrían hacerse con una vivienda de unos 252.819 euros, sin contar los impuestos, según Idealista. 

Sin embargo, el precio medio de las viviendas que se compran en España es de 213.143 euros, por lo que una familia con una renta media podría comprarla aportando una menor cantidad de ahorros: 59.680 euros

Que la renta media permita comprar viviendas más caras que la media es un factor que se repite en todo el territorio español, exceptuando Madrid, Baleares y Canarias. 

Además, al adquirir una casa hay que mirar y comparar las diferentes ofertas que tienen las entidades bancarias. La mayoría de ellas solo ofrecen préstamos del 80% del valor de la casa, por lo que hay que valorar antes de comprar si se podrá ahorrar el otro 20% del valor de la casa que no presta el banco, tal y como explica el portal inmobiliario Fotocasa. 

En relación a este préstamo hipotecario, hay algunas entidades que sí que prestan el 100% del coste de la casa, que es lo que se conoce como hipoteca sin entrada. Por el contrario y como se ha indicado ya, no es lo habitual. Lo habitual es que haya que pagar como entrada el 20% del valor de tasación o del valor total de la compra, es decir, la parte restante al 80% del préstamo que concede la entidad. 

De este modo, si la hipoteca tiene un precio de 100.000 euros y la entidad solo presta el 80%, habrá que pagar una entrada de 20.000 euros como primer pago al realizar la compra de la casa. 

Según la entidad bancaria BBVA el pago de esta entrada se hace por dos motivos. El primero de ellos es que, si el cliente dispone de esa cantidad para realizar el primer pago de la casa con antelación, se demuestra su capacidad de ahorro. En segundo lugar, con este pago la entidad no asume todo el riesgo de la compra en caso de impago por parte del cliente.

Aparte del ahorro de este 20% del valor de la casa para financiar la entrada en el primer pago, hay que tener en cuenta otros gastos que se irán sucediendo a lo largo del tiempo, tales como el IVA, los gastos de gestoría o las diferentes cuotas que, en caso de tener tipos de interés variable, pueden cambiar. 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook