¿Cuánto tiempo puedes llevar la misma mascarilla quirúrgica? ¿Cuándo debe descartarse?


Las mascarillas quirúrgicas se han convertido en uno de los accesorios imprescindibles que podemos ver cuando estamos en la calle o dentro de algún establecimiento. Sin embargo, ¿sabemos cuántas veces nos las podemos poner y quiénes son las personas que las deberían elegir antes que otras mascarillas?

El Ministerio de Sanidad ha sido muy claro con respecto al uso de los diferentes tipos de mascarilla. Las quirúrgicas las deben elegir prioritariamente aquellas personas que están enfermas, es decir, que han dado positivo en coronavirus. No importa si son asintomáticas o sintomáticas. Deben utilizarlas siempre.

Con estas mascarillas las personas enfermas no contagian a los demás. Si este tipo de mascarillas se la pusiese una persona sana podría ser contagiada por alguien que no se proteja adecuadamente contra el coronavirus. En estos casos, lo mejor sería elegir una mascarilla higiénica.

¿Hay diferentes tipos de mascarillas quirúrgicas?

Lo cierto es que sí. El Ministerio de Sanidad informa de que existen dos tipos de mascarillas quirúrgicas en las que influye la eficacia de filtración. Así, tenemos las mascarillas quirúrgicas tipo I y las tipo II. Ambas tienen una Eficacia de Filtración Bacteriana (EFB) para personas que han dado positivo en coronavirus.

Sin embargo, existe un tercer tipo de mascarillas quirúrgicas que se denominan IIR, como indica el Ministerio de Sanidad, porque en estos casos la eficacia de filtración incluye una protección ante diferentes salpicaduras. Por ejemplo, sangre y otro tipo de líquidos biológicos. 

¿Cuántas veces se pueden poner estas mascarillas?

Las mascarillas quirúrgicas solo se pueden poner una vez, es decir, no se deben reutilizar. Aunque en determinadas ocasiones es viable sacarlas un momento para tomar alguna bebida o comer algo, no se debe utilizar la mascarilla al día siguiente bajo ningún concepto. Esto es válido para todos los tipos.

La duración del uso de estas mascarillas no debe superar las 4 horas, aunque en determinadas circunstancias en las que sigan intactas el tiempo puede ser mayor. Esto tiene un motivo y es que estas mascarillas se suelen humedecer con el paso de las horas, por lo tanto, se debe tener esto en cuenta.

El Ministerio de Sanidad aconseja que la mascarilla se cambie cuando esté muy húmeda, aunque no hayan pasado las 4 horas. También, en el caso de que se ensucie debe sustituirse inmediatamente por otra. Además, advierte de que las mascarillas quirúrgicas pueden tener fecha de caducidad, por lo que hay que prestar atención a lo que se indica en el envase.

Aspectos importantes sobre el etiquetado

Conviene que cuando se adquieran mascarillas quirúrgicas se preste atención a su etiquetado. Deben aparecer tres tipos de información. Por una parte el certificado europeo con el símbolo CE. Por otra, debe tener la referencia UNE en 14683, ya que esto asegura que se cumple con el estándar de calidad. Después, también debe especificarse si la mascarilla es Tipo I o Tipo II.

Para garantizar la calidad de las mascarillas quirúrgicas se recomienda siempre adquirirlas en una farmacia. Además, aunque se lleven, no debemos olvidarnos de lavarnos las manos con frecuencia y mantener la distancia de seguridad. 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook