Defensa de Jensen Medina intenta establecer que testimonio de la pareja de Arellys Mercado es inconsistente




Fajardo – Durante el contrainterrogatorio, el abogado Jorge Gordon intentó hoy, jueves, demostrar que el testimonio del novio de Arellys Mercado durante el tercer día de vista preliminar contra Jensen Medina Cardona, en el tribunal de Fajardo, no coincide con su versión en la declaración jurada que prestó ante la fiscalía el pasado 21 de agosto.

Mira la transmisión en vivo aquí: 

La pareja de la infortunada, Joseph Howie García, reconoció en varias ocasiones que olvidó detalles como la vestimenta «del hombre que llegó alterado», presuntamente procurando por su teléfono, así como el lugar exacto donde se encontraba Arellys Mercado y su asesino durante la declaración que juramentó frente a la fiscal Dianette Aymat. «En esa ocasión no lo dije», respondío el testigo.

El contrainterrogatorio de la defensa, que aún no ha finalizado, ha estado dirigido a «estructurar el lugar» donde ocurrieron los hechos mediante fotografías que le ha provisto la defensa al testigo para que compare con su versión de los hechos.

Sigue las incidencias de lo que ocurre en la sala:


Más temprano, con un dramático relato,  Howie García declaró en la sala 305 del tribunal del Fajardo haber visto a Jensen Medina Cardona asesinarla en la noche del 18 de agosto en Villa Marina, en el mencionado municipio.

La pareja de Mercado Ríos fue el primer testigo que presentó el Ministerio Público en el tercer día de vista preliminar contra Medina Cardona para probar los cargos por asesinato en primer grado y violación a la Ley de Armas que se le imputan. Durante la transmisión en vivo del proceso nunca se mostró su rostro, solo se escuchaba su voz por petición de la fiscalía.

El fiscal Eduardo Beale estuvo a cargo del interrogatorio del compañero sentimental a quien le cuestionó cómo transcurrió el día desde la llegada a la marina, en horas del mediodía, hasta que regresaron de las islas de Icaco y Palomino para atracar su embarcación, en horas de la noche.

«Fue un día perfecto… jamás lo voy a olvidar», expresó Howie García sobre aquel domingo que pasó junto a la infortunada en un pasadía en las islas de Icaco y Palomino.

Después de describir el escenario y cómo atracaron el bote, la pareja de Mercado Ríos identificó en sala a Medina Cardona como el hombre que llegó hasta donde habían ubicado su lancha agitado y reclamando que le entregaran un celular que había dejado en el muelle.

Relató que, inicialmente, una amiga de Mercado Ríos -a la que identificó como Joan- no sabía que lo habían encontrado, por lo que le decía a Medina Cardona que no lo tenían.

Pero, al escuchar la discusión, Howie García dijo que cayó en cuenta de qué se trataba y se lo entregó. Aseguró, a su vez, que Medina Cardona lo recibió de forma más calmada.

Añadió, sin embargo, que la acompañante de Medina Cardona lo agitó indicándole que le querían robar el teléfono. Entonces, según el testigo, se gira hacia la amiga de Mercado Ríos y le reclama que sí lo tenían.

El testigo relató verbal y físicamente el momento en que el imputado se acercó «alterado» a reclamar el teléfono y a pesar de que tanto Arellys como sus acompañantes le pidieron que se marchara porque ya se le había entregado el móvil, presuntamente, haló el gatillo y le provocó un disparo en el cuello a Mercado Ríos.

«Arellys se le acerca tranquila y le dice que ya tiene el teléfono y que se vaya. Pero él responde: ‘Ustedes no me conocen a mí, ustedes no me conocen a mí’; y la fémina que lo acompañaba lo agitaba diciendo: ‘Viste se lo querían robar, se lo querían robar'», detalló Howie García.

Aseguró que en ese momento escuchó un “horrible” ruido de metales, dando a entender que Medina Cardona había cargado el arma.

Entonces, como parte de la gráfica dramatización que ofreció en la sala, Howie García se bajó del banquillo de los testigos e hizo un ademán como de lanzar un puño al cuello del fiscal, supuestamente, imitando la forma en que Medina Cardona lo hizo con Mercado Ríos.

Sin embargo, en vez de pegarle con la mano en el cuello, dijo que en la mano tenía un arma de fuego con la que le disparó a su pareja. 

“Las piernas se fueron e hizo como un ‘slide’”, indicó el testigo, al indicar que el cuerpo cayó de espaldas sobre el cemento, las piernas sobre la madera del muelle, con los ojos abiertos y el rostro mirando en dirección opuesta el bote.

“Digo: ‘No, no’… Era como si me hubieran matado a mí”, añadió.




Howie García declaró que después del disparo vio que Medina Cardona se quedó mirando, hasta que la fémina que lo acompañaba lo haló gritando: “¡Vámonos, vámonos, vámonos!”.

“Salieron de esta área corriendo hacia la derecha… Me aseguré que no virara… Me paralicé. No tengo nada para defenderme”, manifestó Howie García, quien se quedó casi sin aliento cuando el fiscal le preguntó por lo que sucedió luego del disparo y la jueza María T. Rivera Corujo, quien en la trasmisión en vivo tampoco mostró su imagen, tuvo que recesar por varios minutos.

Una vez se retomó el proceso, tras el receso, el fiscal Eduardo Beale le mostró unas fotografías al testigo para que comparara con la dramatización que había realizado, el dibujo y la narración. 

«Es el lugar que dije. Es lo mismo», indicó Howie García, quien mostró dificultad al ver una de las imágenes donde aparecía el cuerpo de Mercado Ríos.

“¡Me la mató! ¡Me la mató!”, gritó el testigo en sala.

Medina Cardona permanece en prisión luego que le impusieran $1.15 millones de fianza, que no pudo prestar. La defensa sometió ante el tribunal una moción para rebajar su fianza, pero el juez Glenn Velázquez, que presidió la vista de modificación, declaró no ha lugar, la petición. 

Mantente conectado a endi.com para las actualizaciones de esta historia.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook