Diario Extra – 19.982 muertos registrados en Hacienda


En los últimos días se habla de la incapacidad del gobierno para recaudar impuestos y, por ende, el traslado de costos a la población. Esto se respalda en el informe DFOE-SAF-IF-17-2020 de la Contraloría General de la República, donde determinó una serie de irregularidades en el Ministerio de Hacienda, tales como no contar con un registro de contribuyentes consolidado.

Además señala que esta situación imposibilita la correcta recolección de tributos, pues ninguna de las herramientas utilizadas en la administración es apta para llevar un adecuado y eficaz control de las recaudaciones.

En el ente contralor confirmaron que los mecanismos operativos que implementó el Gobierno central para el control tributario son tan débiles que significaron una reducción del 22,6%; es decir, casi ¢49.000 millones en el 2019, si se compara con lo reportado en 2018.

 

HALLAZGOS

 

Entre los hallazgos del documento señala que 19.982 contribuyentes inscritos en el Registro Único Tributario están fallecidos en el Registro de Defunciones del Registro Civil con fecha anterior al año en que aparecen como contribuyentes. 

“Hay más de 19 mil fallecidos aún registrados como contribuyentes en los sistemas”, explicó Julissa Sáenz, gerente del Área de Sistemas de Administración Financiera.

En el registro de exenciones también aparecen 82 personas fallecidas en la lista, lo cual afecta el análisis de datos, por ejemplo, se sobreestima el cálculo de la tasa de contribuyentes omisos.

 

GOLPE POR IVA Y EXONERACIONES

 

El informe revela que además dejó de percibir cerca de ¢17.900 millones por dar beneficios de exoneraciones de impuestos aduaneros a 60 personerías jurídicas y físicas, o sea a grandes empresarios. Mientras que por el impuesto de valor agregado dejó de percibir ¢177 millones.

“La Contraloría realizó una auditoría en el Ministerio de Hacienda en seguimiento al tema de cumplimiento de acciones de integración del control tributario por parte de las direcciones de Tributación, Aduanas y Hacienda, en el estudio se determinó la carencia de un estudio integrado de contribuyentes que deriva, por ejemplo, en la existencia de importadores no inscritos en Tributación, en que existan morosos con exoneraciones autorizadas hasta en cuatro periodos consecutivos”, señala Sáenz. 

Explicó además “hay más de 9 mil contribuyentes inscritos en renta, pero no en el impuesto al valor agregado”. 

En esa línea, el informe indica que identificaron a 42 importadores que registraron volúmenes de importaciones por ¢370.936 millones y pagaron en impuestos aduaneros ¢51.078 millones entre 2017 y 2019. No obstante, no están inscritos en el Registro Único Tributario.

 

PLATAFORMAS DE CONTROLES

 

El ente contralor determinó que las plataformas tecnológicas para el control tributario con que actualmente cuenta el Ministerio de Hacienda no son una herramienta eficaz.

Incluso agrega que en el Plan Estratégico Institucional de Hacienda para el periodo 2019-2023 se establece como parte de los objetivos estratégicos incrementar el cumplimiento tributario mediante el aprovechamiento de las herramientas tecnológicas y procesos eficientes de trabajo con la intención de combatir la evasión.

El informe contralor señala que las herramientas tecnológicas son indispensables para el control tributario integrado, pero en Hacienda el área de ingresos cuenta con 10 programas que no están intercomunicados.

“En materia de herramientas tecnológicas el Ministerio cuenta con diez herramientas informáticas dispersas y el uso integrado que le dan las direcciones funcionales es escaso, lo cual afecta el control tributario”, expresó Sáenz.

Añadió: “Se requiere también de una mejora en la coordinación del área de ingresos por cuanto en el periodo 2019 se presentó una reducción de un 23% en el monto recuperado por actuaciones de control, quedando en promedio un 66% de las acciones de control pendientes de realizarse cada año y las sesiones de la Comisión de Coordinación no se realizaron con la periodicidad mínima requerida”.

 

 

DISPOSICIONES

 

En las disposiciones la Contraloría General de la República

 

Que la Comisión de Coordinación del Área de Ingresos que defina e incorpore en los Lineamientos de los Planes de Acciones Conjuntas las acciones periódicas de trabajo para el control integrado, a fin de subsanar la desintegración e inconsistencias de registros para la toma de decisiones.

Enviar a más tardar el 29 de enero de 2021 una certificación al ente contralor, donde conste la incorporación en los lineamientos de acciones periódicas para el control tributario integrado.

Para el 31 de mayo de 2021 tendrá que remitir una certificación donde conste la implementación de dichas acciones.

 

 

TRIBUTACIÓN SIN REGISTRO NI ESTADÍSTICAS

 

Un dato que resalta el ente contralor es que solicitó estadísticas del uso de las herramientas informáticas para el periodo comprendido entre 2017 y el primer trimestre de 2020.

Sin embargo le suministraron el registro de las bitácoras del Data Mart Aduanero, el Modelo de Comprobantes Electrónicos, el Modelo de Control Fiscal, el Modelo de Control Extensivo y TIMON, aunque abarcando solo del 23 de setiembre al 25 de noviembre de 2019 y del 13 de marzo al 5 de mayo de 2020.

En el caso de la Matriz de Riesgo Tributario y MODA suministraron información del 11 de marzo al 4 de mayo de 2020.

Sobre el periodo intermedio, del 26 de noviembre de 2019 al 12 de marzo del 2020, en Hacienda indicaron que “no contaban con los registros de bitácoras correspondientes, debido a un problema técnico presentado en los servidores”.

Se justificaron al indicar que para periodos anteriores no contaban con información histórica del registro de bitácora. 

“Dado el contexto económico y fiscal apremiante es necesario una mejora significativa en la gestión integrada del control tributario que permita la identificación de riesgos fiscales y la realización de cruces para modificar la conducta de los contribuyentes que incumplen con sus obligaciones tributarias”, declaró Sáenz.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook