Diario Extra – 2 diputados con trasplante y cirugía siguen en casa


Nacionales

“Salario” ronda los ¢4,7 millones.

  • Luis Ramón Carranza, Giovanni Obando y Aracelly Salas continúan con permiso por la pandemia. (Foto: Archivo)

Los diputados Luis Ramón Carranza del Partido Acción Ciudadana (PAC), Giovanni Obando del Partido Restauración Nacional (PRN) y Aracelly Salas del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) continúan con un permiso para ausentarse de las sesiones del Plenario a raíz de la emergencia sanitaria del COVID-19.

En el caso de Carranza, su ausencia se debe a una operación que recibió hace poco, mientras que Obando lo pidió por ser trasplantado del riñón, situaciones que los convierte en población de riesgo ante este virus.

La socialcristiana Salas solicitó el permiso por sufrir enfermedades crónicas.

Desde el 16 marzo el Congreso les otorgó la autorización a estos tres legisladores. Esa lista se complementa también con Mario Castillo (PAC), Aidia Montiel, del Partido Liberación Nacional y Floria Segreda (PRN).

Castillo es un adulto mayor (73 años) pero desde el lunes 20 de abril se reincorporó a las sesiones y ha participado en mesas virtuales de trabajo.

La liberacionista Montiel también es una adulta mayor, pero según su asesor de comunicación también se reincorporó a las sesiones desde el pasado lunes.

En el caso de Segreda ella había pedido el permiso para cuidar a su esposo, pero volvió a las sesiones desde la semana pasada. Además, estuvo activa integrando mesas virtuales de trabajo.

 

RECIBEN SALARIO

 

El director ejecutivo de la Asamblea Legislativa, Antonio Ayales, explicó que el permiso que se les otorga es con goce de salario.

Los diputados no reciben un salario como tal, sino que su remuneración se conforma por dietas según la regularidad que mantengan en las sesiones y en las comisiones donde participan.

De acuerdo con la página electrónica del Congreso esa parte del salario suma en promedio unos ¢3,4 millones y otra parte se compone de los gastos de representación, que alcanzan unos ¢1,2 millones. El presidente legislativo Carlos Ricardo Benavides indicó que ante el riesgo que existe a su criterio es mejor que ellos se mantengan así, aunque es una decisión personal si deciden regresar o no.

Eso sí, cree que para el próximo 1 de mayo sería ideal que todos los diputados estén presentes para la elección del nuevo directorio.

 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook