Diario Extra – 40 mil carros llenan planteles del MOPT


La Comisión de Seguridad y Narcotráfico dictaminó de forma positiva el expediente 21.641, una iniciativa de ley que busca agilizar la limpieza de los depósitos del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), delegaciones de la Policía de Tránsito y del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), donde se acumulan miles de vehículos decomisados.

De acuerdo con datos oficiales, en estos planteles se contabilizan más de 40.000 automotores, cifra que ha crecido producto de la restricción vehicular que aplican las autoridades por la crisis del Covid-19.

El problema es que el Estado debe invertir recursos ya sea para el mantenimiento de los vehículos, así como en alquileres, los montos invertidos superan el millón de colones mensuales.

Según explicó el diputado liberacionista Gustavo Viales, presidente de dicha comisión, el objetivo es brindar herramientas a estas instituciones para poder agilizar este proceso. 

“Es darles herramientas al Cosevi y al MOPT para disponer de los vehículos que están en sus planteles a causa de algún proceso interno y que se ve profundizado por el tema de la pandemia, por la aplicación de la restricción vehicular sanitaria”, indicó Viales

El problema es que los planteles están repletos y muchos automotores, a pesar de tener un proceso finalizado, no representan ningún interés para el dueño y terminan siendo una carga para el Estado.

 

DESECHO DE CHATARRA

 

Cuando no se gestione la devolución de un vehículo o de la chatarra de este, que se encuentre a la orden de autoridad judicial o del Cosevi, transcurridos tres meses siguientes a la firmeza de la determinación que produce cosa juzgada o agota la vía administrativa, según corresponda, se procederá a disponer de los mismos.

El proyecto establece que si el valor de Hacienda del vehículo no reclamado, sus partes o la chatarra, no supere tres salarios base (es decir ¢1.293.000) se podrá disponer del automotor como residuo. 

Cuando el valor fiscal del vehículo sea igual o bien no supere los seis salarios base es decir (¢2.586.000) se podrá donar el automotor al Ministerio de Seguridad Pública, al Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), al Benemérito Cuerpo de Bomberos o a alguna organización de bienestar social, a escuelas o colegios públicos o municipalidades. 

Para llegar a la fase del remate del vehículo no reclamado, deberán ser vehículos que se encuentren aptos para la circulación y el valor de hacienda sea superior al equivalente de seis salarios bases.

El remate se anunciará por un edicto que se publicará dos veces, en días consecutivos, en el Diario Oficial La Gaceta y en él se expresará la base, la hora, el lugar, el día de la subasta, el número de placa del vehículo a rematar y el monto del avalúo administrativo.

Concluido el procedimiento de remate establecido en la normativa antes mencionada, se dictará la resolución de aprobación respectiva y una vez depositado el monto de la adjudicación, al adjudicatario se le pondrá en posesión del bien por medio de la autoridad administrativa designada al efecto.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook