Diario Extra – Alimentos para oír mejor


Vida

Vida

El paso de los años va disminuyendo lentamente las funciones de los sentidos hasta que la situación resulta notoria, entonces la persona se sorprende descubriendo que no solo la memoria falla, sino que la visión disminuye y cuesta escuchar. De hecho, la audición es una de las primeras cosas que se estropean y la pérdida auditiva no es solo una molestia, sino que puede comprometer la seguridad.
Si no se han tenido buenos hábitos en general puede que el deterioro no solo se torne más rápido, sino que también a más temprana edad, así que mejor empezar a tomar medidas al respecto. Por dicha existen formas seguras y naturales para mejorar su audición de inmediato, como el consumo de los siguientes nutrientes, los cuales puede agregar a su dieta.
• Zinc: Diversas investigaciones han demostrado que tomar 50 mg de zinc cada día durante 2 meses reduce los síntomas de tinnitus en el 82% de los sujetos. Este es un zumbido en los oídos que puede ser el resultado de una lesión o pérdida de la audición relacionada con la edad. Puede obtener zinc de ostras, nueces, huevos y semillas de calabaza.
• Resveratrol: Este antioxidante apoya la salud del corazón y da una vida más larga. Sin embargo, un beneficio sorprendente es que puede ayudar a restaurar su audición, pues disminuye la inflamación y lucha contra los radicales libres, los cuales es muy importante mantener en jaque para protegerse contra las enfermedades y la pérdida de la audición. Puede obtener resveratrol del vino tinto y uvas. También puede comprarlo como un suplemento en la mayoría de las tiendas macrobióticas.
• N-acetilcisteína (NAC): Este nutriente puede reducir el estrés oxidativo, lo que lo convierte en un excelente medio para mantener la audición intacta, de tal forma que la suplementación con 1.200 mg de NAC por día durante dos semanas disminuye significativamente la pérdida de audición relacionada con el ruido. Aunque tomar un suplemento de NAC no previene completamente la pérdida de audición, sí reduce los riesgos después de una exposición prolongada al ruido. El NAC no está naturalmente en los alimentos, por eso tiene que tomarse como un suplemento si desea ayudar a la audición. Sin embargo, si consume aves o yogur puede obtener una buena cantidad de cisteína, que su cuerpo es capaz de convertir en NAC.
• Ácidos grasos omega-3: Un estudio descubrió que comer dos porciones de pescado graso a la semana reduce el riesgo de pérdida auditiva relacionada con la edad en más del 40% en casi 3 mil personas mayores de 50 años. La pérdida auditiva como resultado de la vejez puede no ser debido a los oídos sino a un problema con la forma en que el cerebro se comunica con ellos. Así que además de combatir la inflamación, los omega-3 pueden ayudar a que las señales se envíen entre su cerebro y los oídos con mayor eficacia. Los ácidos grasos omega-3 se pueden encontrar en pescados grasos, nueces, aceite de linaza, semillas de chía, soya y espinacas. También se puede tomar como un suplemento.
• Vitamina A: Esta vitamina juega un papel en la protección de su calidad de audición a medida que el cuerpo envejece. Según un estudio, de casi 3 mil sujetos mayores de 50 años, la suplementación con vitamina A ayudó a reducir el riesgo de pérdida auditiva en casi el 50%. La vitamina A se encuentra en zanahorias, papas, camotes, lechuga, albaricoques secos, pescado, hígado, melón y pimientos, entre otros alimentos.



Source link

SiteLock
Facebook