Diario Extra – ‘Alvarado prefiere el gas que dialogar’


 

 

 

El mensaje es muy sencillo, los bloqueos en carretera no se detendrán, por el contrario, podrían tomar más fuerza.
Así lo dio a conocer José Miguel Corrales, exdiputado y vocero del Movimiento Rescate Nacional.
Este citó a una conferencia de prensa en compañía de Albino Vargas, secretario Nacional de la Asociación de Empleados Públicos y Privados (ANEP), y César López de Asdeice (Sindicato de Trabajadores del ICE).
Tal y como lo adelantó DIARIO EXTRA, estos se sumaron a la protesta callejera que sumó tres días este viernes.
“Entre más nos golpeen en la calle vamos más fuerte”, dijo López con respecto a la presencia de los antimotines.
Vargas, por su parte, llamó a los cuerpos policiales a no reprender a “su misma clase”, dando a entender que quienes protestan son trabajadores al igual que ellos.
Para este fin de semana se mantendrían los movimientos de bloqueo en carretera. La estrategia según Corrales, es seguir por tres días más y luego descansar para emprender una nueva lucha.

PIDEN SALIR A LAS CALLES

Tanto Asdeice, como la ANEP, instaron a sus afiliados a salir a las calles a lo que ellos han denominado un “movimiento patriótico”, que tiene una sola bandera, la de Costa Rica.
“Nos gusta jugar con las cartas sobre la mesa, estamos preparando un gran paro nacional, no se equivoque, el movimiento está tomando suficiente fuerza para hacerlo. Con hambre cuesta pensar, empezamos a hacer tonteras”, dijo Corrales al presidente Carlos Alvarado.
Al parecer, Rescate Nacional está en conversaciones con otros grupos sindicales, cuyo nombre prefirió no revelar todavía.
“Don Carlos, esperamos que esté dispuesto a conversar y considere decir al pueblo por escrito y firmado por los señores jefes de fracción de la Asamblea Legislativa que se retira de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). No se equivoque don Carlos, no le tenga miedo al diálogo”, indicó Corrales, quien al igual que Vargas instó a la desobediencia ciudadana.
“Don Carlos ¿Por qué tiene miedo a conversar? Si alguien le prohíbe conversar, diga quiénes son”, agregó.
El movimiento quiere que ese diálogo sea frente a la prensa y utilizando como sede la Conferencia Episcopal.
“Se acabaron los secretismos”, dijo Corrales, quien desautorizó que se diga que encabeza este movimiento porque tiene aspiraciones políticas. “¿A quién se le ocurre? Soy un anciano de 82 años”, replicó.

HAY OTRAS SALIDAS

La razón por la que el movimiento se mantendrá en pie de lucha es que, según sus análisis técnicos, el país tiene otras salidas para salir de la crisis fiscal, señala que sus opciones están muy distantes del plan presentado por el gobierno.
Hablan de poner impuestos, pero a la gente con mayor poder adquisitivo, no a los pobres, ni a la clase trabajadora.
Entre otras cosas, recomiendan gravar de manera temporal a las zonas francas, un impuesto del 10% al capital y poner la renta mundial.
Aducen que sus análisis no están hechos por los sindicatos, sino por profesionales serios y con conocimiento económico.
Vargas consultó al presidente si la negativa a conversar con ellos es el miedo al debate de ideas y al final no tener argumentos para responder.
“La venta de activos no se debe dar. El pueblo tiene derecho a saber lo que está pasando, por eso gritamos Despierta Costa Rica, te están robando y tus hijos están callados. Usted don Carlos ha dicho que quien tiene más, pague más y quien tiene menos, menos, queremos hechos, no palabras”, señaló Corrales.
El secretario del sindicato del CNP (Consejo Nacional de Producción), Manuel Porras, expresó que los empresarios no necesitan ir a la calle para ser escuchados porque para esto tienen ahí al ministro André Garnier.
Los sindicalistas condenaron la represión de los manifestantes con la fuerza pública. “El gobierno prefiere dar gas a la mesa de diálogo y garrote antes que la palabra”, añadió López de Asdeice.
“Llamamos a los compañeros, afiliados y a la familia que en la medida de sus posibilidades se sumen a respaldar el movimiento el fin de semana” acotó.
Vargas respaldó sus palabras y pidió a sus afiliados meterse de lleno al movimiento. A los distintos puntos de concentración y llevar agua, comida y café a los manifestantes.
“Esto es una coyuntura histórica. A Carlos Alvarado solo le queda la legitimidad política, perdió ante la ciudadanía. Es el presidente más impopular desde la Segunda República. El grito más fuerte se resume en una palabra y es hambre, por eso llamo a un acuerdo de unidad a organizaciones sindicales. Somos un pueblo y vamos con una sola bandera”, manifestó Vargas.
Al cierre de edición se hablaba de que tenía al menos 35 puntos con bloqueos en todo el país.

 

 

 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook