Diario Extra – ‘AyA es muy rentable y sus finanzas están sanas’


El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) es una de las entidades estatales que mayor cantidad de cuestionamientos e irregularidades se le han señalado en los últimos meses.

Una millonaria inversión en una plataforma tecnológica que tiene más de 20 años de no actualizarse, casi ¢2 mil millones en un sistema de vigilancia, nombramientos irregulares y vehículos en mal estado son parte de los cuestionamientos por los cuales se critica la administración de Yamileth Astorga, quien lleva 6 años en el cargo.

Quizás una de las decisiones más polémicas que tomó la junta directiva del AyA fue al inicio de la pandemia suspender la lectura de los medidores como una medida de protección para los funcionarios ante el contagio del Covid-19.

Los meses siguientes los abonados y el AyA pasarían un calvario entre errores de facturación, recálculo de los recibos y arreglos de pago. Actualmente la polémica se encuentra en análisis de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) mediante dos investigaciones.

¿A qué corresponden estos cuestionamientos? ¿Hay puntos por aclarar en la otra cara de la moneda? 

Yamileth Astorga, presidenta ejecutiva de Acueductos, se entrevistó con DIARIO EXTRA para aclarar lo sucedido en algunos de los escándalos en que se ha visto envuelta la institución.

“Somos dichosos los costarricenses de que podemos tomar agua directo del tubo y que, en prácticamente en todo el país, de frontera a frontera, se tenga la oportunidad de contar con agua potable, algo que quizás en otras partes del mundo es difícil y que también es muy caro mantener esos procesos”, indicó Astorga previo al inicio de las preguntas.

A continuación, la conversación que tuvo Astorga con Paola Hernández, directora de El Periódico del Pueblo.

¿En qué situación se encuentra el AyA?

-El AyA es una institución sana y que se encuentra haciendo su mayor esfuerzo para llevar agua a todo el país, actualmente tenemos casi un 93% de abastecimiento de agua potable en el país, 750 mil personas se benefician con un alcantarillado sanitario con planta de tratamiento.

¿Qué sucede con las tarifas?

-La tarifa hoy día es muy similar a lo que se tenía en 2013, sin embargo, desde el 2012 hasta el 2015 se bajó y eso se debe a que en esos años se invertía poco y se ganaba mucho, la tarifa ha sido relativamente estable y en el caso de alcantarillados el aumento a lo mucho ha sido de ¢5.

¿Es cierto que hay baja ejecución presupuestaria?

-No, por el contrario, el AyA invirtió en los últimos 6 años un 115% más de lo invertido acumulado en los últimos 14 años, de hecho, más de $200 millones se presupuestaron para el 2020 entre inversiones en acueductos y saneamiento.

¿Los problemas financieros eran recurrentes en AyA?

-Desde los años 80 y hasta la primera década del 2000, a veces las inversiones eran nulas, AyA era una institución que casi siempre estaba en números rojos, nosotros hemos logrado que se aumente la ejecución sin aumentar la cantidad de personal contratado, es decir una mayor eficiencia en el servicio. Hubo años donde las inversiones fuertes no se pudieron hacer y por eso hay proyectos importantes que tienen un severo retraso.

¿Cómo va a cerrar el año la institución desde el punto de vista económico?

-La institución va a cerrar bien, el AyA está sano financieramente, tenemos finanzas sanas, con números positivos, acumulamos cerca de un 60-70% de ejecución presupuestaria.

¿Tiene la capacidad el AyA de asumir las inversiones millonarias?

-Sí se tiene, son inversiones necesarias, todo se encuentra dentro de los planes de inversión de la institución y son proyectos sumamente necesarios, como la plataforma o inclusive mejorar los sistemas de vigilancia para evitar el robo de agua o el daño en las tomas de agua.

¿Por qué hay proyectos con rezago como RANC u Orosi II?

-El proyecto RANC va cumpliendo sus plazos y objetivos al pie de lo planeado. El agua no contabilizada está en el promedio de los operadores de tamaño similar en el continente, se van a invertir cerca de $179 millones para mejorarlo. En el caso de Orosi II hubo rezagos porque las administraciones anteriores no avanzaron en el proyecto, sin embargo, el proyecto está en ejecución y se espera que entre en operación en el 2025, con una inversión de $500 millones, va a beneficiar a 650 mil personas en la GAM con el abastecimiento de agua.

¿Cuánto ha afectado la sequía al abastecimiento?

-El país ha pasado una sequía impresionante, el Instituto Meteorológico respalda que desde 2012 y a excepción de 2017, que fue la tormenta Nate, la lluvia ha sido poca y eso ha disminuido la cantidad de agua en las nacientes y pozos, pero a pesar de ello la producción promedio mensual ha venido en aumento en los últimos tres años.

¿Qué sucedió con la plataforma digital?

-Se requiere hacer una inversión de al menos ¢29 mil millones para mejorarla, la actual es muy antigua y nos está generando problemas, el AyA requiere modernizarse para que su servicio sea de mayor calidad.

¿Es necesaria?

-Sí es necesaria, la plataforma que tenemos ahorita data de 1998, está completamente desactualizada y eso hace que los procesos en la institución sean lentos y que se tengan problemas en distintos departamentos, es una necesidad esencial y que urge implantar en el AyA para que el servicio sea mejor.

¿Por qué hay dos licitaciones para el departamento comercial?

-Se está tramitando una plataforma para el área comercial, para que temporalmente pueda apoyar mientras se instala la plataforma nueva, no se va a desechar, sino que más bien se va a incorporar al nuevo sistema. Lo que estamos haciendo es aplicar una solución mientras se instala la plataforma completa para poder trabajar mejor.

¿Esto afectó en la facturación de abril y mayo?

-Lo que pasa es que, en el tiempo de la pandemia, las personas pasan más días en sus casas, por eso se da un mayor consumo y eso se evidencia en el recibo, aunque el problema también está en que algunos medidores estaban dañados y ahora sí están marcando el consumo real de las casas o en otras ocasiones existen fugas en las tuberías de las viviendas.

¿Se han dado las soluciones a los abonados?

-Se han atendido puntualmente los reclamos que han presentado, inclusive yo he acompañado a personas que me han hasta escrito mensajes en el celular para que les den una pronta solución, se llegue a un arreglo de pago o a la devolución en caso de que sí haya un error en la facturación.

¿Por qué hay una inversión tan alta en el sistema de vigilancia?

-Es el segundo gasto mayor en vigilancia, nosotros tenemos que vigilar las tomas de agua, los pozos, por eso es que nos roban el agua porque nos falta tener monitoreo, buscamos una seguridad híbrida proactiva.

¿Y los carros con más de 40 años?

-Existe una directriz que no nos dejaba comprar carros nuevos y eso no estaba perjudicando, yo varias veces hablé con el presidente para que nos hicieran una excepción y nos permitieran comprar nuevos carros.

¿Se han cambiado algunos?

-Sí, el área operativa ya cuenta con nuevos carros, había unos que tenían 40 años y con eso no se podía dar un servicio de calidad, por dicha nos dieron el permiso de comprar los nuevos carros y ahora contamos con los suficientes para atender las necesidades de los abonados.

¿Cómo es la comunicación con los sindicatos?

-Siempre he estado dispuesta a recibirlos y atender sus consultas y denuncias, lo que siempre les he pedido es que primero me avisen sobre lo que sucede a lo interno antes de ir a la prensa, porque los problemas se pueden solucionar. Yo no voy a permitir jamás que se pasen por alto situaciones irregulares, de ninguna manera.

La Sala IV la condenó a usted por represión a la prensa. ¿Cómo sucedió eso?

-Yo les pido una disculpa a ustedes porque eso fue un error de transcripción de la minuta, la secretaria lo escribió malinterpretándolo, yo nunca dije eso, jamás voy a estar en contra de la prensa, ustedes son el principal canal de comunicación del país y su labor la respeto mucho.

¿Ha pensado en renunciar?

-No, sería renunciar al compromiso que adquirí al llegar al AyA, a mí me dicen en algunos lugares “La Dama del Agua”, la gente agradece que se hayan desarrollado proyectos como Agua para Guanacaste, donde muchas personas ahora tienen la oportunidad de contar con agua de calidad y 100% potable, hasta el final de mi periodo estoy comprometida con que la institución cumpla con su objetivo de llevar agua a todos.

Al finalizar la entrevista, la presidenta ejecutiva facilitó a este medio algunos gráficos, donde asegura que para este año se presupuestaron ¢271.513 millones, un 26% es destinado a remuneraciones, un 25% a los servicios, cerca de ¢100 millones para bienes duraderos, así como ¢13.305 millones para compra de materiales y suministros.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook