Diario Extra – Becas salvan tanda a universitarios


Un estudio del Consejo Nacional de Rectores (Conare) identificó que las becas son la principal fuente de financiamiento de los estudios en las universidades estatales.

La investigación se aplicó entre marzo a octubre de 2019 a un total de 13.987 estudiantes de las cinco universidades estatales.

Según los datos recabados por el Conare la mayoría de los estudiantes matriculados en el primer ciclo tienen una beca (48,6%), seguida por el 46,5% del apoyo financiero de los progenitores.

En el caso de las regiones el porcentaje beneficiado con becas es mucho mayor con 60,3% en la Chorotega, 58,5% en el Pacífico Central, 74,6% en la Brunca, 69,6% en la Huetar Caribe y 59,9% en la región Huetar Norte.

“El estudio de la caracterización de la población estudiantil es una iniciativa del Conare para contar con información de la población estudiantil de todo el sistema universitario estatal, como un instrumento para la rendición de cuentas a la sociedad y, para la toma de decisiones en la planificación universitaria con miras al próximo quinquenio, con base en información provista por el propio estudiantado.

Es la primera vez que se realiza este tipo de estudio a escala de las cinco universidades públicas del país y sus hallazgos resultan ser de gran relevancia, pues el conocer al estudiantado permite a nuestras instituciones fortalecer sus programas de acompañamiento socioeconómico, cultural y curricular, entre otros”, explicó Luis Paulino Méndez, presidente del Conare.

Otros datos que obtuvieron señalan que el 74,7% del estudiantado proviene de colegios públicos y el 16,2% de centros educativos privados.

El 73,2 % de los estudiantes de las universidades públicas mantienen la residencia del núcleo familiar durante el tiempo lectivo, solo el 26,8% cambia su residencia lejos de sus seres queridos.

Por otra parte, se evidenció que el 81,5% del grupo estudiantil no ha realizado suspensión de estudios, ciclos y grado, durante la pandemia.

En cuanto a las condiciones laborales, el 30,1% de las personas encuestadas acombinan el trabajo con el estudio.

Según la directora de la División de Planificación Interuniversitaria, Ilse Gutiérrez “realizar estudios de este tipo permite a la sociedad conocer las principales características de la población universitaria estatal y visualizar desde la perspectiva estudiantil la opinión sobre sus casas de estudio y de los servicios y beneficios que apoyan su actividad académica”.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook