Diario Extra – Cada oficina de diputado medirá más de 100 m²


En el nuevo edificio de la Asamblea Legislativa, las 57 oficinas de los diputados medirán lo mismo, alrededor de 100 metros cuadrados cada una, con esto la administración del Primer Poder de la República espera lograr un ahorro en tema de alquileres.
Todas las oficinas tendrán espacio para su propia recepción, áreas para las jefaturas de despacho, 6 estaciones de trabajo, es decir, cada recinto estará habilitado para albergar a un total de 8 personas y además habrá un baño completo.
El edificio, que se erige a un costado de las actuales instalaciones principales de la Asamblea Legislativa, consta de 21 pisos, de los cuales 4 son subterráneos.
En cuanto a los despachos de los legisladores, se distribuirán a lo largo de 10 pisos. Además, habrá un área para la barra pública con espacio para 200 personas que podrán ver lo que acontecerá en el Plenario, el público también tendrá una pantalla para seguir las votaciones.
La edificación contará con una cafetería abierta al público; mientras que el acceso de la gente será por una misma puerta con su respectivo arco de seguridad y registro de acceso.
Asimismo, habrá salas de atención de invitados y de visitantes, barra de prensa equipada, un auditorio para 75 personas, patio central, comedor para 200 empleados, una plaza y una especie de jardín interno, entre otros aspectos.    
Un equipo de Grupo Extra efectuó un recorrido a lo interno de la construcción para conocer de cerca los pormenores del mismo.

AMIGABLE CON EL AMBIENTE

Al respecto, Antonio Ayales, director Ejecutivo de la Asamblea Legislativa, comentó que en lo que atañe a la obra gris está casi terminada y que posteriormente se dará inicio con los acabados para seguir con el equipamiento y terminaciones.
“La idea es que este edificio tenga las condiciones adecuadas para desarrollar la laborares legislativas. Es el Primer Poder de la República y como tal debe reunir las condiciones”, destacó Ayales.
De acuerdo con el director, el nuevo inmueble será amigable con el ambiente y tendrá las condiciones para hacerles frente a las condiciones que generan el cambio climático.
De hecho, destacó que la construcción en concreto integra una serie de características como ventanales internos, espacios abiertos y tecnología verde que contribuirán a que la estructura conserve un ambiente fresco en su interior.
“La ventaja de contar con ventanas con ventillas es para que el aire que entre pueda circular y enfriar el edificio, aspecto que bajará en un 30% el pago de la factura eléctrica por el diseño que tiene”, a lo que agregó que si bien es cierto la edificación tendrá aire acondicionado, la idea es que se emplee de forma mínima.

NO POR ENCIMA DEL PUEBLO

Acerca del espacio donde se ubicará el Plenario, que estará en los sótanos, comentó que dicha localización corresponde a un mensaje concreto que “el pueblo va estar por encima de los diputados, por eso el Plenario va a estar en el sótano, para que el pueblo los pueda observar”.
“El Plenario legislativo es el centro, es el eje alrededor del cual gira todo este proyecto. Tiene un espacio para poder albergar, en un futuro, hasta el doble de diputados, es decir, 114 diputados, sin embargo, por ahora se pueden instalar 57 curules, dejando previsto el espacio para esa reforma constitucional si un día el país decide llevarla adelante”, reveló.
Afirmó que el Plenario actual está invadido de polilla, por lo que se debe estar fumigando de manera constante, al tiempo que sostuvo que hay también de cucarachas y otras plagas .
“Este edificio es hecho para un parlamento y para estudiarlo bien hay que conocerlo en toda su dimensión. Es una obra de arte. No es solo observe un detalle o dos, sino que hay que verlo integralmente”, dijo.
Se espera que el edificio esté terminado para abril próximo y se tendrá un periodo de ajustes y de pruebas para garantizar su debida implementación.
El costo del proyecto que involucra la construcción y el equipamiento es hasta de ¢86.000 millones.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook