Diario Extra – Cancillería nombrará a dedo en 50 plazas


Nacionales

De ministros consejeros o consejeros

Los diputados aprobaron este jueves un nuevo texto sustitutivo para reformar la Casa Amarilla. (Foto: Archivo)

Los diputados de la Comisión de Asuntos Internacionales dieron vía libre este jueves para que la Cancillería pueda nombrar a dedo hasta 50 personas en plazas del servicio diplomático; es decir, tanto en la Casa Amarilla como en las embajadas.
Esos funcionarios de confianza podrán designarse como consejeros o ministros consejeros y no deberán cumplir ningún requisito, pues la decisión final dependerá del ministro de turno.
Así lo denunció la Asociación Costarricense de Diplomáticos de Carrera (ACDC), la cual se muestra en contra del texto sustitutivo aprobado para reformar a la Cancillería.
Esteban Penrod Padilla, presidente de la ACDC, dijo que los artículos de la discordia son el 33 y el 91.
Precisamente el 91 establece: “El Poder Ejecutivo podrá designar veinticinco funcionarios en el servicio diplomático amparados en el régimen de confianza. Esta cantidad podrá aumentarse hasta en un cien por ciento, siempre y cuando vaya aparejado a un crecimiento proporcional de los puestos asignados al servicio diplomático, y que el ministro acredite la necesidad que justifique la creación de dichas plazas. Estos puestos son adicionales a los códigos presupuestarios destinados al régimen del Servicio Exterior”.
La nueva normativa agrega: “La asignación de estos funcionarios a las misiones diplomáticas será una potestad discrecional del ministro, quien no podrá nombrar a más de uno de estos funcionarios si se trata de una misión diplomática bilateral y a no más de dos de estos funcionarios si se trata de una misión diplomática multilateral”.
La reforma que avanza en el Congreso establece que dichos “nombramientos se realizarán mediante acuerdo ejecutivo en el que se deberá incorporar los motivos que mediaron en la designación del funcionario nombrado y el destino al cual fue asignado”.
“Se estaría abriendo un portillo para que los gobiernos puedan nombrar gente ajena a la carrera diplomática. La administración solo deberá justificar que es un nombramiento de confianza y que se basan en esta ley, por lo que tendrían carta blanca para nombrar sin mayor problema”, criticó Penrod.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook