Diario Extra – Chanceros acampan frente a la Junta


Diez vendedores de lotería amanecieron en un campamento frente a las instalaciones de la Junta de Protección Social (JPS) en San José, tras no ser atendidos luego de un día completo de manifestación.

Según narraron, se mantendrán con el movimiento hasta recibir, por escrito, una citatoria por parte de las autoridades de la Junta para reunirse y negociar.

“No hemos dormido nada, hemos estado a pura agüita, cerraron los servicios sanitarios, sabiendo que somos vendedores de lotería, ni siquiera nos apoyaron con algo tan pequeño como eso. No ha salido nadie a atendernos, no nos vamos a ir de aquí hasta que nos den una respuesta por escrito, no un confite para que nos vayamos, queremos papeles que digan que nos van a recibir”, confirmó Óscar Umaña, uno de los dirigentes del movimiento.

Los trabajadores pidieron a la presidenta ejecutiva y a la administradora de la JPS que piensen en ellos y en sus familias, que son las más afectados con las acciones de la institución al vender los sorteos por Internet e imponer una calificación.

Explicaron que las calificaciones (A, AA, AAA) dependen de las ventas que reporten, sin embargo, con la pandemia las ventas cayeron, pues la lotería no es un artículo de primera necesidad en los hogares.

A esto se le suman los insultos que recibieron con los sorteos de setiembre, luego de que las fechas estuvieran mal, por ejemplo, el sorteo del 30 de setiembre estuvo fechado con el 2 de ese mes.

“La gente nos decía ladrones, que vendíamos lotería vencida, eso nos ha perjudicado, ha matado las ventas, además de la página de Internet que nos ha quitado la clientela que era de nosotros”, añadió.

 

JPS RESPONDE

En la JPS señalaron que el grupo tiene derecho a manifestarse, añadieron que por la pandemia tuvieron que posponer dos sorteos, añadieron que por internet venden el producto que no retiran los vendedores.

Indicaron que por tres meses le dieron una ayuda de ¢200 mil a 1.900 vendedores de lotería y destinaron recursos a programas de ayuda estatal.

Marilyn Solano, gerente general de la JPS conversó el miércoles con tres de las personas que se manifestaron y se reiteró la disposición de continuar en la mesa de diálogo establecida en agosto.

La mañana del jueves se concretó una reunión con el asesor legal del grupo. En el marco de ese encuentro las 15 personas que se mantenían en protesta se retiraron pues las conversaciones entre las partes continuarán.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook