Diario Extra – Comer saludablemente desde niños


Espectáculos

Clínica Adroge S.A.

Comer saludablemente desde niños

Clínica Adroge S.A.

 

En este Día del Niño, queremos hacer énfasis en que una buena alimentación infantil podría significar una etapa adulta sana y por supuesto la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles (por ejemplo, diabetes, presión alta, colesterol y triglicéridos altos). Es preocupante observar que el sobrepeso y la obesidad infantil han venido en aumento en los últimos años. Aunque se han tomado algunas medidas en las escuelas y colegios, no nos podemos esperar para ver resultados.

 

¡HAY QUE ACTUAR YA!

 

Padres y madres de familia: Organicen las compras de alimentos de manera que eviten comprar grandes cantidades de galletas altamente azucaradas y grasosas o productos empacados llenos de sal, azúcar y grasas dañinas y excesivas. Compren más frutas y motiven a los niños a comerlas a diferentes horas del día y póngalas en la lonchera como parte de la merienda escolar. Pero papás ¡también cómanlas ustedes!

Si sus hijos nunca ven a sus papás comiendo ensalada o verduras, ¿cómo aprenderán a consumir las verduras? Recuerde que tanto frutas y verduras proveen de nutrientes que regulan el metabolismo y al mismo tiempo son ricas en fibra y brindan saciedad.

No tome como costumbre invitarlos a consumir comidas rápidas. Si lo quiere hacer, hágalo como una excepción o como una actividad muy ocasional y no escoger en el menú los “combos” más grandes y más calóricos y además postres y bebidas gaseosas en envase rellenable.

Invite a sus hijos a jugar, a correr un rato, a pasear su mascota, en vez de solo pensar en comida y peor aún comida no saludable.

Organice sus meriendas semanales: No improvise. Lo peor que se puede hacer con la comida es improvisar, porque entonces comemos cualquier cosa y esa “cualquier cosa” repetida muchas veces se volverá enemiga nuestra y de nuestros tesoros más preciosos que son nuestros hijos.

Ofrézcales bocadillos más sanos, enseñe con el ejemplo. Enseñe a sus niños a tomar agua en vez de refrescos con excesiva azúcar. Utilice menos azúcar y grasas cuando prepare los alimentos de la casa y así su paladar se va acostumbrando a otras sensaciones diferentes, cuando fuera del hogar tenga que probar otros alimentos no muy saludables, aprenderá más fácilmente a rechazarlos.

Estos y muchos otros aspectos deben mejorar en la alimentación de los niños. Analice qué acciones deben cambiar y cuáles se pueden mantener.

¡Feliz día a todos los niños y niñas de Costa Rica!



Source link

SiteLock
Facebook